Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES AL PARLAMENTO GALLEGO

González Laxe ofrece "una nueva mayoría de progreso" para gobernar Galicia

Santiago de Compostela

Las apreciaciones del candidato a la presidencia de la Xunta por el PSG-PSOE, Fernando González Laxe, fueron tornándose cada vez más cautelosas según iban conociéndose los últimos datos. Desde un incontenible y eufórico "yo voy a ser el presidente", coreado por los numerosos militantes y dirigentes socialistas instalados en el hostal Reyes Católicos, hasta un comedido "todavía no hay nada definitivo", había tan sólo transcurrido una hora. Aún así, Fernando González Laxe reiteraba su oferta, formulada hacia las once de la noche, de formar "una nueva mayoría de progreso" para gobernar Galicia."Hasta este momento [una de la madrugada] no hay ninguna fuerza que haya alcanzado la mayoria, por lo que reafirmo mi apertura a la discusión de formar una nueva mayoría diferente a la actual, que acabe con los problemas de Galicia", decía González Laxe.

La euforia comenzó a las nueve y media de la noche cuando Antolín Sánchez Presedo, secretario general de los socialistas gallegos, ofrecía la primera conferencia de prensa con los resultados obtenidos de una prospección de 115 mesas. Sánchez Presedo anunciaba 32 escaños para Coalición Popular (CP), 23 para los socialistas y 10 para Coalición Galega. Ese inicial resultado, que no ofrecía la mayoría absoluta a CP, hizo pensar a los socialistas que el pacto con Coalición Galega auparía a González Laxe a la presidencia.

En menos de una hora, la cúpula de dirigentes socialistas no se mostraba tan proclive a las declaraciones, no sin ahtes mostrar una perplejidad ante los datos que iba relatando a través de la TVE el vicepresidente en funciones de la Xunta, José Luis Barreiro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de noviembre de 1985