Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gritos a favor de ETA Militar en la estación por Santiago Brouard

La nutrida manifestación convocada por Herri Batasuna en Bilbao, en la que participaron varios miles de personas para conmemorar el primer aniversario del asesin to de Santi Brouard, se convirtio en un grito multitudinario en favor de ETA Militar. De no ser por la exhibición de una gran pancarta que llevaba impreso el retrato del dirigente abertzale, la marcha de protesta parecía obedecer a una convocatoria relacionada con los exiliados, los presos, o la alternativa KAS. En este sentido, el dirigente de Herri Batasuna Txomin Ziluaga reconoció que "ha existido libertad total de expresión, y esto es lo que canta la gente del pueblo".Una pancarta en la que únicamente figuraba una referencia al regreso de los exiliados al País Vasco encabezaba el cortejo, que en primera fila estaba integrado por un grupo de mujeres de mediana edad. En segunda fila, junto a los familiares del fallecido Santi Brouard, estaban algunos miembros de la Mesa Nacional de Herri Batasuna, que acudió en su totalidad a la manifestación, que partió a las 17.30 de la plaza de Zalbálburu.

Regreso de los exiliados

De las consignas que se corearon cabe destacar, por su insistencia, las frases alusivas a ETA y a la petición del regreso de los exiliados al País Vasco. "Gora ETA militarra" (viva ETA Militar), "Independentxia", "KAS, KAS, KAS herriko alternatiba" (la alternativa del pueblo) fueron los gritos constantes de los manifestantes, que también cantaron, aunque con menor insistencia: "Santi, no te olvidanios" y "Santi, no perdonaremos".

En este sentido, Txomin Ziluaga declaró a EL PAIS que en el lema que figuraba en la pancarta que presidía el cortejo, aunque no hiciera referencia explícita al dirigente abertzale asesinado, se sobreentendía la presencia del líder asesinado. "Santi estuvo refugiado y peleó mucho en favor de los refugiados".

A la hora de cerrar esta edición los manifestantes participaron en un mitin, que se celebró en el pabellón de la Casilla en Bilbao, con el que Herri Batasuna cerró ayer la conmemoración del primer aniversario del asesinato de Santiago Brouard.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de noviembre de 1985