Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez permite al Gobierno regional reanudar las obras del vertedero de Pinto

El titular del Juzgado de Primera Instancia de Getafe ha acordado levantar el interdicto (prohibición) que se había dictado sobre una parte de las obras de construcción del vertedero controlado para residuos urbanos en Pinto. La decisión del juez posibilita que la Comunidad de Madrid reanude los trabajos, interrumpidos a petición del Ayuntamiento de Pinto, que tiene mayoría comunista. El Ejecutivo autónomo asegura que pedirá daños y perjuicios por la demora sufrida, y el Ayuntamiento afirma que las irregularidades del proyecto no permiten conceder la licencia municipal de apertura.

La sentencia del juzgado de Getafe ordena levantar el interdicto de obra nueva solicitado el día 11 del pasado mes de octubre. La prohibición de que continuasen los trabajos fue pedida por la representación municipal ante el hecho de que las obras afectaban a una parcela de 5.000 metros cuadrados que el Ayuntamiento manifestó como de su propiedad. Según declararon fuentes municipales, esa parcela no había sido expropiada ni se había pedido ningún permiso para su ocupación.En la sentencia judicial, que condena al Ayuntamiento de Pinto a pagar las costas, se indica que la Comunidad inició el procedimiento para expropiar esta parcela contra el particular que figuraba en la certificación expedida por el ingeniero jefe provincial del Catastro Topográfico Parcelario. Asimismo, se considera que el Ayuntamiento de Pinto conoció el procedimiento expropiatorio en sus distintas fases.

El juez declara probado que la Comunidad de Madrid tiene competencia en materia de protección de medio ambiente, incluidos los vertidos industriales y contaminantes. Añade que se ha tramitado "un procedimiento con las formalidades legales" para expropiar los terrenos, y destaca que uno de los firmantes del acta previa de ocupación de los terrenos fue Carlos Penit, alcalde de Pinto.

Según informó Jesús Morón, viceconsejero autonómico de Ordenación del Territorio, Medio Ambiente y Vivienda, las obras que tenían relación con la parcela se reanudarán inmediatamente. "La decisión de plantear un interdicto nos parece que ha sido una actitud irreflexiva y frívola por parte del Ayuntamiento de Pinto", dijo Jesús Morón.

"El alcalde, además de firmar el acta previa de ocupación de los terrenos, suscribió el convenio para la realización de este proyecto, al igual que lo hicieron los alcaldes de Alcorcón, Fuenlabrada, Leganés, Getafe, Móstoles, Parla y Valdemoro. No se puede echar atrás luego, cuando se han desembolsado 53 millones en expropiaciones y se han adjudicado las obras por valor de 340 millones".

Retraso en la apertura

"La Comunidad de Madrid considera que la postura dilatoria del Ayuntamiento de Pinto para conceder la licencia de obras ha producido un retraso de tres meses en la realización de la obra, lo que, además de demorar la entrada en funcionamiento de un servicio público, cuyas obras ya podrían estar terminadas, puede suponer unos daños económicos que estamos evaluando, pues estamos dispuestos a pedir daños y perjuicios al Ayuntamiento de Pinto".Juán Antonio González Ontaneda, primer teniente de alcalde y responsable de Urbanismo del Ayuntamiento de Pinto, afirma por su parte: "Hemos tenido conocimiento del tema esta misma mañana y supongo que recurriremos. De todas formas, el interdicto es un punto más de la postura del Ayuntamiento por defender su autonomía municipal frente a otros organismos. Hemos presentado un recurso contencioso-administrativo contra la decisión del Gobierno regional de autoconcederse la licencia de obras, y pensamos que aún se puede negociar el tema del vertedero. No hay que olvidar que la licencia de apertura tiene que ser concedida por el Ayuntamiento y que en este momento existen varias irregularidades en el expediente que hemos solicitado subsane la Comunidad con el fin de pronunciarnos sobre esta licencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de noviembre de 1985

Más información

  • El Ejecutivo autónomo asegura que pedirá al Ayuntamiento daños y perjuicios