Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primeras curvas de crecimiento elaboradas con niños españoles

Un equipo de investigadores médicos, dirigidos por el catedrático Manuel Hernández Rodríguez, ha elaborado las primeras curvas españolas de crecimiento infantil para sustituir a los modelos anglosajones utilizados hasta ahora en la sanidad en España. Los resultados concretos del estudio, de gran importancia -según señalan los especialistas- para mejorar la salud en los decisivos primeros años de la vida humana, serán presentados hoy en la reunión médica que se va a celebrar en Bilbao con él título Crecimiento y salud infantil.

El director de este proyecto explica, refiriéndose a las aplicaciones concretas de las curvas, que la valoración del crecimiento "es uno de los métodos más sensibles y eficaces para enjuiciar el estado de salud de una población; para descubrir, dentro de una comunidad, niños que, sin estar claramente enfermos, pueden beneficiarse de una atención especial, sanitaria, educativa o social; y, finalmente, para detectar y cuantificar una alteración individual en el seguimiento clínico y controlar la respuesta al tratamiento".

600 niños

El fundamento de estos estudios de crecimiento es el análisis de los cambios que se producen a lo largo del tiempo en el tamaño, forma y composición del organismo. La metodología que se aplica es diferente, según se pretenda estudiar la situación sanitaria de la población, enjuiciar el patrón de desarrollo individual en condiciones fisiológicas o la repercusión sobre el mismo de determinados procesos patológicos o medidas terapéuticas, según comentan miembros del equipo.Para el estudio se ha utilizado una muestra constituida por tres grupos de 600 niños (300 varones y 300 hembras), seleccionados al azar dentro de una clase social media-baja, a los que se ha seguido durante seis años. Las edades al comienzo del estudio eran de medio y nueve años, respectivamente; y los intervalos entre las medidas, de seis meses, excepto durante el primer año, en que, se tomaron cada tres meses. Se excluyeron los afectados por malformaciones o cualquier otra patología y los que faltaron a dos controles sucesivos. Los especialistas analizaron 18 variables: longitud, peso, perímetro craneal, distancia vértex-cóccix, pliegue cutáneo del triceps y subescapular, longitud del brazo, longitud del antebrazo, de la mano, de la pierna, perímetro del brazo, del muslo y de la pierna y diámetro bicrestíleo y biacromial.

A partir de ahora, miles de centros españoles en los que se pasa consulta pediátrica van a experimentar un cambio que aparentemente no resultará significativo, pero que tiene una gran importancia médica. Las hojas multicopiadas de modelos anglosajones donde los pediatras apuntan el peso y las medidas desde el momento del nacimiento del niño hasta que cumple 14 años van a ser sustituidas por otras parecidas en su configuración externa, pero diferentes en su contenido.

En esta ocasión, los modelos de los que se han extraído las nuevas tablas no provienen del estudio de niños americanos o británicos, sino que son, por primera vez, niños españoles quienes se ven reflejados en ellas. El equipo, que ha tardado seis años en confeccionar estas curvas, estima que son aplicables a toda la población infantil española, aunque el estudio, patrocinado por la Fundación Faustino Orbegozo, se ha centrado en los niños del área del Gran Bilbao.

Los gráficos que contienen las nuevas curvas ya han comenzado a distribuirse en los centros de asistencia pediátrica, y se espera que pronto sustituyan a los que se utilizaban hasta ahora.

"Los estudios de crecimiento constituyen", según Manuel Hernández, catedrático de Pediatría y Puericultura, "una parte importante de los programas de vigilancia y promoción de la salud infantil, ya que el patrón de crecimiento refleja la interacción entre factores genéticos y ambientales, y cualquier causa que modifique la salud de un niño repercutirá en su crecimiento". Junto a Hernández, nacido en Vilvestre (Salamanca) hace 52 años, han colaborado en este trabajo los médicos J. Castellet, M. García, J. L. Narvaiza, J. M. Rincón, I. Ruiz, E. Sánchez, B. Sobradillo y A. Zurimendi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de octubre de 1985

Más información

  • Las nuevas tablas de los pediatras ya no se basarán en modelos anglosajones