Peres explica a Mitterrand su propuesta para normalizar las relaciones con Jordania

El primer ministro israelí, Simón Peres, que se entrevistó ayer, durante dos horas y media, en París con el presidente François Mitterrand, afirmó que su país se opondrá a la participación de la Unión Soviética en el foro internacional sobre la paz en Oriente Próximo mientras Moscú no establezca relaciones diplomáticas con el Estado de Israel. Peres explicó detenidamente a Mitterrand su propuesta, realizada en la tribuna de las Naciones Unidas, de normalizar las relaciones con Jordania.

El primer ministro se declaró "animado" por las primeras reacciones del rey Hussein, aunque admitió que es poco probable que Amman acepte negociaciones inmediatas.Según Peres, la situación en Oriente Próximo depende muchas veces no sólo de elementos políticos, sino también de elementos psicológicos y de los estados de opinión de las respectivas poblaciones. Sin embargo, cree que es posible. establecer "un nuevo estilo, más constructivo", en las relaciones con Jordania, un país que se mantiene teóricamente en estado de guerra con Israel desde hace 37 años.

Aunque el primer ministro israelí no hizo ninguna alusión al respecto, fuentes del Elíseo recordaron que el presidente francés tiene previsto entrevistarse dentro de dos semanas con el monarca jordano.

De ahí, el interés de François Mitterrand por conocer de primera mano el alcance de las propuestas de Simón Peres, un hombre que pertenece, como él, a la Internacional Socialista y con el que siempre ha mantenido cordiales relaciones personales.

En cuanto a la posibilidad de convocar el foro internacional sobre Oriente Próximo, Simón Peres insistió en que no debería tratarse de un foro de negociaciones directas, sino de un cuadro o marco que permita el acercamiento de las partes implicadas realmente. El primer ministro israelí desechó completamente la posibilidad de discutir en ese marco con la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), aunque aseguró que no habría inconveniente en dialogar con representantes del pueblo palestino que no estén vinculados a "organizaciones terroristas".

Por su parte, Mitterrand manifestó a Peres que Francia estaría dispuesta a organizar el transporte de judíos soviéticos hacía Israel en el caso de que Moscú les autorizara a abandonar su país. "Mitterrand me ha dicho que pondría a disposición de estas personas medios de transporte franceses", declaró Peres. Tanto fuentes francesas como israelíes calificaron el encuentro de fructífero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 25 de octubre de 1985.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50