Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Continúan los relevos de los responsables económicos en la Unión Soviética

Mientras el equipo dirigente de Mijail Gorbachov realiza ambiciosos planes para el futuro, las últimas estadísticas soviéticas contemplan una desaceleración de los ritmos de crecimiento industrial y de productividad laboral, así como descensos en la producción del petróleo -fuente del 60% de los ingresos en divisas de país- y del acero. Paralelamente, se ha venido produciendo una serie de cambios a alto nivel en los ministerios económicos.

Durante el pasado fin de semana se dieron a conocer dos nuevos relevos de responsables económicos. Se trata del veterano ministro de Comercio Exterior, Nikolai Patolichev, de 77 años, quien ha sido sustituido por Boris Aristovi, antiguo embajador de la URSS en Polonia durante el período del sindicato independiente Solidaridad.Patolichev, que llevaba en el cargo desde 1958, ha sido jubilado "por motivos de salud". Su cese, que sigue al del jefe del Gosplan, Nikolai Baibakov, había sido rumoreado desde hace ya tiempo.

Además de Patolichev, ha sido relevado también el ministro de la Industria Petroquímica, Víctor Fiodorov, que llevaba 20 años, en el cargo. El cese de Fiodorov se añade al del ministro de la Industria del Petróleo, Maltsev, quien fue relevado poco antes de que Gorbachov subiera al poder el pasado marzo. Los relevos han alcanzado también al titular del Ministerio de Gas.

Las cifras de los primeros nueve meses de 1985, dadas a conocer también durante el pasado fin de semana, indican un crecimiento del 3,7% en la producción industrial en relación al mismo período del año anterior, y un crecimiento de la productividad laboral del 3,3%. El 90% del incremento de la producción se realizó, según los datos suministrados, a base del incremento de la productividad laboral.

En el mismo período de 1984 y en relación a 1983, las cifras fueron más altas que este año. Entonces la producción industrial creció un 4,1%, y la productividad laboral, un 3,7%, suponiendo ésta el factor al que había que atribuir el 94% de incremento de la producción.

Las explicaciones a las estadísticas de los primeros meses de éste año señalan que los ritmos de crecimiento de la producción durante el tercer trimestre se incrementaron en un 5%, mientras sólo fueron de un 3,1% durante la primera mitad de este año.

Ni la industria siderúrgica, ni la química, ni la de producción de abonos ni la petrolera, ni la industria alimenticia ni la ligera cumplieron el plan durante el período de enero a septiembre de este año. Especialmente preocupante resulta, según los analistas económicos occidentales, el descenso del 4% en la producción de petróleo, que durante los primeros nueve meses de este año ha sido de 445 millones de toneladas, comparada con un total de 461 millones de toneladas en el mismo período del año pasado.

El problema del petróleo

La producción petrolera soviética tocó techo en 1983 e inició, una tendencia negativa en 1984. Para este año, los planes prevén un incremento del 2%, pero las últimas estadísticas ponen de manifiesto la dificultad de lograrlo.El pasado septiembre, el líder soviético, Mijail Gorbachov, visitó los campos de extracción de petróleo de Tiumen, en Siberia, el yacimiento de mayor envergadura de toda la URSS. Gorbachov admitió entonces que la falta de cumplimiento del plan durante tres años consecutivos causa dificultades a la economía estatal. Los problemas de extracción y de infraestructura material y maquinaria, burocracia y condiciones de vida lastran en la actualidad la actividada de la industria petrolera soviética.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de octubre de 1985

Más información

  • Se desacelera el ritmo de crecimiento en la URSS