Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANDALUCÍA

Detenidos en Granada cinco presuntos implicados en la falsificación de 82 millones de pesetas

Una banda de falsificadores de moneda, compuesta al menos por cinco individuos de nacionalidad española, fue desarticulada durante la mañana del pasado sábado cuando cuatro de ellos esperaban un contacto para efectuar una transacción ilícita de papel moneda falso. Los detenidos tenían en su poder, en un local situado en la granadina calle de Santisteban Márquez, la cantidad de 82 millones de pesetas falsos, en billetes de 2.000 pesetas, listos para su puesta en circulación.

Fuentes del Gobierno Civil de Granada explicaron que esta intervención es la más importante, en cuanto a cantidad, de las realizadas en el Estado español.

El último de los detenidos, cuyas iniciales son: E. A. S., de 43 años de edad y natural de Valladolid, fue detenido en la localidad de Motril, donde, según la policía, se encontraba el taller de impresión. Los billetes falsos se obtenían mediante una fotocopiadora a color, de marca Canon, de alta sofisticación, que fue hallada en un taller cercano a la vivienda de este último detenido. La copiadora tiene un valor de mercado que gira alrededor de los ocho millones de pesetas. También fueron intervenidas dos cortadoras de papel que aún mantenían las medidas de ancho y largo correspondientes a los billetes de 2.000 pesetas y una pequeña cantidad de cocaína.

Las primeras sospechas sobre banda de presuntos falsificadores las tuvo la Brigada de Investigación del Banco de España. Posteriormente se tuvo conocimiento que uno de los individuos residía temporalmente en Barcelona, por lo que tomó contacto con la Jefatura Superior de Policía de esta ciudad. Tras laboriosas investigaciones, en las que se contó con la Brigada de Policía Judicial de Granada, se tuvo conocimiento del día exacto en que se preveía que los detenidos iban a distribuir el dinero por diversos lugares del país.

Billetes no distribuidos

Según el Gobierno Civil granadino, hasta ese momento no se había distribuido ninguno de los billetes falsificados, que suelen repartirse a través de redes especializadas. Sobre ellas, la policía afirmó no disponer de ningún dato concreto. Los cuatro primeros miembros de la banda fueron detenidos cuando se hallaban situados, de dos en dos, en un área de 100 metros de perímetro alrededor del local, mientras aguardaban a los distribuidores.

El local a que se hace referencia había sido alquilado por M. R. A., de 47 años y nacido en Navalcarnero (Madrid), en compañía de G. A. S., de 40 años y natural de Abades (Segovia). Los otros detenidos son: A. G. F., de 55 años, vecino de Bilbao (Vizcaya), y A. P. M., de 47 y nacido en Totana, en la provincia de Murcia.

Fuentes policiales aseguraron que los billetes, aunque no se llegaron a distribuir, tenían bastantes deficiencias, como el tipo de papel empleado, la carencia del sello de agua y no tener el hilo metálico de seguridad.

La misma policía aseguró que: "Con esta intervención se ha cortado en su raíz la fabricación de este tipo de billetes, en la modalidad a que se hace referencia, evitando así su puesta en circulación". Al parecer, la policía tenía conocimiento de que existían billetes falsos de otras cantidades ya puestos en circulación, pero no se tenían noticias sobre una posible falsificación de billetes de 2.000 pesetas.

Miembros de los grupos policiales que tomaron parte en la operación recalcaron que ésta ha sido la mayor cantidad intervenida de moneda de papel falsa en nuestro país. Anteriormente había sido descubierta una red que falsificaba billetes de 5.000 pesetas, pero por una cantidad bastante inferior a la actual. A los detenidos les han sido instruidas las correspondientes diligencias, que serán remitidas próximamente a los respectivos jueces de guardia de las localidades de Granada y Motril junto con los objetos intervenidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de septiembre de 1985