Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ataque a dos barcos españoles en la zona sahariana

España mantendrá su actual política en el norte de África a pesar del incidente

F. G. BASTERRA, La crisis provocada por la desaparición de seis pescadores y el ametrallamiento de un barco de la Armada española en aguas del banco sahariano que administra Marruecos "no provocará un cambio de las líneas generales de la política española en el Norte de Africa", declaró anoche en Nueva York el ministro de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez.

La diplomacia española ha buscado en los últimos años el equilibrio entre Argelia y Marruecos, pero recientemente se había observado una mayor inclinación hacia Rabat y un progresivo abandono del Frente Polisario. A este respecto, se espera con verdadero interés la actitud que adoptará España en la Asamblea de las Naciones Unidas cuando, este otoño, se trate el problema del Sáhara y la autodetermianación del territorio, cuya administración cedió España pero cuya soberanía aún mantiene formalmente.

Sin embargo, los ataques a barcos españoles provocarán muy probablemente represalias contra el Polisario por parte del Gobierno socialista, según ha podido saber EL PAÍS en Nueva York. Una de ellas sería el cierre de la oficina que tiene abierta el Frente Polisario en Madrid. Fuentes oficiales españolas mantuvieron anoche discreción sobre la posible respuesta, para no poner en peligro las vidas de los pescadores secuestrados. "El Gobierno espera que su liberación se resuelva pronto", afirmó Fernández Ordóñez.

La delegación del Ministerio de Exteriores que se encuentra desde el domingo en Nueva York para preparar la visita de Felipe González a la ONU vivió ayer una jornada de tensión, con constantes contactos telefónicos de Fernández Ordóñez con Felipe González.

En un momento de la jornada, Francisco Fernández Ordóñez, quien dijo que desde los primeros instantes se tuvo la impresión de que el frente saharaui era culpable de los hechos, calificó a los autores de "grupo terrorista", lo que fue matizado por uno de sus colaboradores.

A primera hora de esta mañana, Fernández Ordóñez se entrevistará con el ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Abdellacif Filali, cuyo Gobierno ha colaborado plenamente con el español en las indagaciones sobre este incidente.

Mañana, miércoles, el ministro español se entrevistará con su homólogo argelino, Taled Hibrahim, pero Fernández Ordóñez dijo que se tratará de una entrevista proyectada hace tiempo que no tendrá como objetivo tratar del ataque a los barcos españoles. El ministro declaró que España entiende que Argelia no tiene nada que ver con el Polisario, y el Gobierno de Madrid no responsabiliza a Argel de las acciones del frente saharaui.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de septiembre de 1985