Toma de posesión de presidente del Perú

Explosión de un coche bomba frente a la sede del mando militar conjunto

Un coche bomba hizo explosión a última hora de la tarde del sábado en Lima frente a las instalaciones del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas peruanas, donde tiene su sede la Secretaría de la Defensa Nacional. Tampoco en esta ocasión el atentado ocasionó víctimas. La explosión provocó escenas de histeria entre las fuerzas de seguridad, que se dispersaron por la zona disparando al aire y buscando tiradores apostados.Los dos vehículos, que habían sido robados previamente, denunciada la desaparición por sus propietarios y activamente buscados por la policía, hicieron explosión portando, no obstante, sus placas de matrícula originales. También durante la noche del sábado elementos subversivos volaron dos líneas de conducción eléctrica en la periferia de Lima, provocando apagones en cadena en El Callao y algunos poblados pobres de la capital. Las medidas de seguridad -poco sofisticadas, pero masivas- impidieron que se cumpliera la amenaza de Sendero Luminoso de dejar Lima a oscuras en las vísperas de la transmisión presidencial.

Más información
Alan García toma posesión en Perú aislado del pueblo

Dado que el acceso de Alan García a la presidencia peruana coincide con las fiestas patrias de la independencia, con festejos extendidos durante los próximos días, la alarma en Lima no terminará con la retirada de las delegaciones extranjeras. La policía busca por toda la ciudad a 25 hombres bomba, según un militante detenido de la organización Tupac Amaru que confesó que preparaba atentados indiscriminados. Todos los vuelos privados han sido cancelados en el área de Lima ante la desaparición en el Amazonas de dos avionetas que podrían haber sido robadas por terroristas.

Altos responsables de la policía y del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas continúan insistiendo en su casi certeza de que el terrorismo peruano cuenta con infiltrados en las tres armas y tropas de seguridad ciudadana. Abundan así en la tesis extendida en Lima de que los guerrilleros urbanos de Tupac Amaru habrían sido desarrollados por oficiales del Ejército fieles a la memoria política del general Velasco Alvarado y a su frustrada revolución nacionalista.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS