La lentitud del escrutinio plantea la opción de un Gobierno provisional en Bolivia

La lentitud en el recuento de los votos puede obligar al nombramiento de un Gobierno interino en Bolivia, según declaró el martes el ministro del Interior de ese país, Gustavo Sánchez. El actual presidente de Bolivia, Hernán Siles Zuazo, entregará el mando el 6 de agosto, como lo establece la ley de la República, por lo que, si en esa fecha no hubiese un nuevo dirigente, habrá que nombrar un Gobier no interino para que asuma el mando, manifestó Sánchez.

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Guillermo Caballero, asumirá la presidencia en caso de que no se llegue a un acuerdo en el Congreso, dado que ningún candidato logró la mayoría absoluta. Si el Congreso elige, al menos, al presidente del Senado, que por los cálculos basados en datos extraoficiales y oficiales parciales podría ser un miembro del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), será éste quien asuma el mando de la nación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de julio de 1985.

Lo más visto en...

Top 50