EDUCACIÓN

Maravall entrega a los dirigentes de la enseñanza católica el proyecto de conciertos con los centros privados

El ministro de Educación y Ciencia, José María Maravall, entregó el proyecto de reglamento de conciertos educativos a los representantes de la enseñanza católica, con los que mantuvo ayer una reunión dentro de la ronda de consultas abiertas esta semana con todos los sectores de la enseñanza afectados por el desarrollo de la LODE. A la reunión asistieron representantes de la Conferencia Episcopal de Enseñanza, de la Federación de Religiosos de la Enseñanza (FERE) y de la Confederación Católica de Padres (Concapa). Estas dos últimas organizaciones forman parte de la Coordinadora pro Libertad de Enseñanza, que se ha caracterizado por su oposición pública a la LODE y a la política del ministro Maravall.

La oposición de la Coordinadora pro Libertad de Enseñanza, que alcanzó su máxima expresión en tres grandes manifestaciones celebradas en Madrid en el espacio de menos de dos años, se materializó en una verdadera guerra de recursos jurídicos contra numerosas disposiciones ministeriales, que en buena parte sirvieron para obstaculizar el desarrollo de la legislación educativa de Maravall. Mientras tanto, en otro frente, el Grupo Parlamentario Popular contribuía a retrasar en 15 meses la entrada en vigor de la LODE, merced al re curso previo de inconstitucionalidad interpuesto por un grupo de sus diputados.Encuentro Maravall-Alvear

Estas circunstancias rodearon de especial expectación el encuentro de Maravall con los dirigentes de la escuela católica, especialmente con la presidenta de la Concapa, Carmen de Alvear, quien a lo largo de los dos últimos años se ha quejado en numerosas ocasiones de la negativa del ministro a recibirla. Maravall aplazó indefinidamente su intención de entrevistarse con los dirigentes de la Concapa, a raíz de unas declaraciones de Carmen de Alvear a La Hoja del lunes de Madrid, en las que la dirigente católica calificó de franquistas las actitudes del ministro.

La gratuidad absoluta de la enseñanza general básica será realidad a partir del curso 19891990, año académico en el que se generalizará el régimen de con ciertos para todos los centros que reúnan las condiciones exigidas por la ley para ello, según los plazos establecidos en el citado proyecto de reglamento que el ministro entregó ayer a los dirigentes de la escuela católica.

El reglamento de conciertos educativos, un aspecto fundamental de la ley orgánica del Derecho a la Educación (LODE) prevé un período transitorio de tres años, que será el de vigencia de los primeros contratos que suscriban con la Administración los centros actualmente subvencionados al 100% que reúnan las condiciones de pasar al régimen general de conciertos. Los restantes podrán suscribir conciertos singulares, en los cuales la Administración fijará las cuantías que podrán percibir de los alumnos en concepto de financiación complementaria. Estos conciertos singulares tendrán también una vigencia de tres años.

El régimen de conciertos se generalizará, pues, a partir del año 1989, momento en el que podrá afirmarse que se habrá alcanzado la plena gratuidad del período obligatorio de la enseñanza, puesto que en ese momento será excepcional el número de centros de pago, que funcionarán en régimen de absoluta libertad de precios.

La gratuidad plena de la enseñanza básica se alcanzará así 20 años después de que fuese proclamada oficialmente en la ley general de Educación (LGE) de 1970, pero que no pasó de ser una declaración de intenciones porque no llegó a elaborarse la ley de financiación a la que la LGE remitía, como tampoco llegó a redactarse la ley de Financiación de la Enseñanza Obligatoria prevista en la ley orgánica del Estatuto de Centros de 1980.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS