Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los peruanos optan por el cambio

El presidente más jóven de América Latina

Alan García Pérez parece destinado a afrontar situaciones desesperadas. Sus seguidores, especialmente su padre político -Luis Alberto Sánchez-, confían en que sabrá levantar el país con la misma suerte y habilidad con que levantó el APRA, a cuya secretaría general llegó en 1981, con 32 años de edad, cuando el partido atravesaba la peor crisis de su historia y algunos comentaristas pronosticaban incluso su desaparición.Alto, fuerte, con una sonrisa amplia y un carácter difícil, casado, padre de dos hijas, Alan García, se va a convertir, si no se produce una intervención ajena al proceso electoral, en el presidente más joven de América Latina, con 36 años cuando asuma el poder.

Su modelo político es Felipe González, e ideológicamente se identifica con la socialdemocracia europea y latinoamericana. Bajo la dirección de Manuel Fraga, se doctoró en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Reconoce una vinculación sentimental con España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de abril de 1985