Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El parque del Oeste cuenta desde hoy con un monumento a Miguel Hernández

MadridTres años y medio -desde 1980- tardó la Asociación de Ex Presos y Represaliados Políticos en convencer a alguien para que asumiera la realización de un monumento a Miguel Hernández. Como primer objetivo se pensó que se realizara por suscripción popular, luego recurrieron a numerosas instancias públicas. Por último, el Ayuntamiento de Madrid asumió el proyecto y, por rin, hoy, tres días después del 432 aniversario de la muerte del poeta, se inaugura en el parque del Oeste, donde Miguel Hernández luchó en la guerra civil. El monumento al poeta Miguel Hernández, diseñado por el arquitecto Enrique Domíguez Uceta, consiste en una especie de plaza triangular silueteada por columnas de piedra Caliza y arenisca rosa, en cuyo vértice se enclava una placa de bronce realizada por el escultor Miguel Ángel López Calleja, según el conocido dibujo que el dramaturgo Antonio Buero Vallejo hizo del rostro de Hernández cuando ambos coincidieron en prisión. En la base emerge del suelo una punta piramidal como símbolo de resistencia. La ejecución de la escultura y del monumento ha supuesto un coste de 10 millones de pesetas, de los cuales ocho han sido invertidos por el Ayuntamiento y dos por la Comunidad de Madrid.

En la primavera de 1980, la junta directiva de la Asociación de Ex Presos y Represaliados Políticos acogió la idea de una de sus miembros, Ángeles García-Madrid, y de Enrique Domínguez, un joven arquitecto admirador de la obra de Miguel Hernández, de promover un monumento "el primero que se le dedicase en el mundo" al poeta.

La asociación se lanzó a la tarea de hacer realidad el proyecto mediante la suscripción popular. El proceso fue "en parte triste y en parte hermoso", recuerda ahora Enrique Domínguez. "Se organizaron numerosos actos, recitales y festivales y se vendieron bonos. El más importante fue el celebrado en 1982 en el Palacio de los Deportes de Madrid, en 1982, en el que se recaudaron 700.000 pesetas. En él participaron Aurora Bautista, Ricardo Cantalapiedra, Pablo Guerrero, Julia Martínez, José Menese, Enrique Morente, Francisco Portes, Francisco Rabal y Elisa Serna. Pero sólo se recaudaron unas 700.000 pesetas. Tras esa experiencia, se pidió ayuda a los ayuntamientos con poblaciones superiores a los 100.000 habitantes y se solicitó apoyo a todos los diputados del Congreso. Nadie nadie se interesó por el proyecto".

Recuerdo a un miliciano

Por fin, el Ayuntamiento de Madrid, merced al concejal de Cultura, Enrique Moral, asumió la realización total del proyecto. El lugar elegido para instalar el monumento fue el parque del Oeste, en recuerdo a la vinculación de Miguel Hernández a Madrid y a su participación, en ese mismo lugar, en la lucha de resistencia de Madrid durante la guerra civil.El dinero recaudado por la asociación impulsora del monumento se destinará, probablemente, a la creación de un premio literario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de marzo de 1985

Más información

  • La Asociación de Ex Presos, impulsora del proyecto