El cerebro de Einstein contiene más células que uno normal, según un reciente estudio

El cerebro de Einstein tenía un 75% más de un tipo determinado de células que el cerebro medio humano, según informaciones publicadas recientemente en la prensa norteamericana. La autora de esta afirmación es una catedrática de anatomía de la universidad de California en Berkeley, Marian Diamond, que ha estudiado pequeñas partes del cerebro, hasta ahora en posesión de un patólogo norteamericano, realizando secciones y contando las células existentes.Diamond explicó que existen dos tipos de células cerebrales. Las neuronas, donde, en pocas palabras, se produce el pensamiento, y que también conducen los impulsos nervioso, y las células de la neuroglia, que proporcionan la nutrición y realizan otras funciones de sostén y protección de las neuronas.

En parte del hemisferio izquierdo del cerebro de Einstein, Diamond encontró un 73% más de células de la neuroglia por cada neurona de las que existen en el cerebro medio humano. Diamond señaló que ésta podría ser la razón de la inteligencia mostrada por Einstein, aunque reconoció que no se puede asegurar.

Diamond señaló que se le ocurrió la idea del estudio después de haber visto una foto del cerebro de Einstein en una vieja revista científica. El cerebro, o lo que queda de él, permanece desde la muerte de Einstein en manos de un patólogo de Missouri, Thomas Harvey, que participó en la autopsia del científico a su muerte en 1955. Harvey, que apenas ha publicado resultados del estudio de las partes del cerebro que mantiene guardadas en frascos de formol, ha negado siempre su colaboración a científicos interesados en su estudio sistemático, y exhibe una extraña personalidad.

Diamond consiguió tras tres años de insistencia que Harvey le mandara tres pequeños trozos del cerebro.

Medios de juego

Diamond ha estudiado durante un año la relación entre las neuronas y las células de la neuroglia en ratas. Encontró que las ratas a las que se les proporcionaban medios de juego y ejercicio desarrollan mas células de neuroglia por cada neurona, como Einstein.La historia señala que Einstein solía decir: "Mi cerebro es mi laboratorio". Cuando falleció en 1955, a los 76 años, se extirparon tanto el cerebro como otros órganos, sin que las técnicas existentes en aquel momento permitieran encontrar en el primero diferencias significativas.

De Einstein, autor de la teoría de la relatividad, se ha dicho muchas veces que pasó de ser un niño retrasado en la escuela a convertirse en un genio. Sin embargo, una reciente recopilación y estudio de documentos personales y trabajos de Einstein, que va a publicar la universidad de Princeton, ha mostrado que el científico era un niño superdotado en los temas a los que luego se dedicaría -física y matemáticas-, y con malas calificaciones en otras asignaturas, como el francés, lo que le valió suspender el examen de ingreso en la universidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de febrero de 1985.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50