Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La odisea de unos marineros

El mediador se alojará en un hotel por falta de residencia oficial

El teniente general Manuel Díez-Alegría residirá durante su estancia en Lagos en una suite del hotel Eko, situado en Island Victoria, una de las islas que configuran la capital nigeriana. El Gobierno español abonará 2.000 dólares -unas 350.000 pesetas- sólo por las habitaciones que ocuparán el emisario regio y sus acompañantes, dos miembros de la Presidencia del Gobierno y los tripulantes del Mystère que le trasladará desde España. El hotel Eko es el lugar de cita internacional más importante de Lagos y pertenece a la cadena norteamericana Holiday Inn.El emisario regio no podrá pernoctar en la residencia del embajador porque no existe. Con anterioridad, el representante español tenía alquilada una residencia oficial en el 9 Quen Doctor Ikoyi, zona residencial, pero las restricciones económicas impuestas por el Ministerio de Asuntos Exteriores tras la llegada de Fernando Morán le impulsaron a dejar dicha residencia, y el embajador tuvo que trasladarse a uno de los dos pequeños apartamentos de la cancillería, un chalé modesto de dos plantas, muy similar a los prefabricados, en cuya planta baja están situados los servicios culturales.

Díez Alegría, cuya llegada a Lagos está prevista esta tarde entre las 16.30 y las 17.00 (la misma hora que en la Península), será recibido en el aeropuerto de Ekeja por un representante del protocolonigeriano y por el embajador de España en Lagos, José Luis Fernández de Castillejo, a quien asiste el primer secretario de embajada Ignacio Valdearroyo. Un Mercedes de la Embajada de España, conducido por un nativo, será el vehículo oficial que utilizará para sus contactos, entre los que destacan la audiencia que mañana, a la una de la tarde, le concederá el presidente de la República, M. Buahadi, a quien entregará el mensaje del Rey.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de diciembre de 1984