Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El Registro Civil

El pasado día 10 de noviembre, una carta de Cristina Fuentes dejaba caer unas sospechas sobre el comportamiento de los funcionarios del Registro Civil respecto a la utilización con fines comerciales de las direcciones de quienes contraen matrimonio.Como funcionaria de dicho servicio, he de confesar que nosotros somos los primeros en lamentar el hecho que denuncia, y reconocemos la razón que tiene al formular su queja, pero la verdad es que no somos responsables de lo que sucede.

Al igual que el matrimonio canónico se proclama mediante las amonestaciones por sí hubiera alguna persona que supiera de impedimento para su celebración, del mismo modo y con el mismo fin la Ley ordena que el matrimonio civil sea publicado por medio de edictos, donde constan las identificaciones de los contrayentes.

Dichos edictos se exponen al público en el vestíbulo del Registro Civil. A partir de ahí, los funcionarios somos ajenos a lo que pueda dimanar de esta exposición.

Quiero aclarar, con ello, que en el Registro Civil no se recibe comisión ni existe relación alguna con los que luego hacen ese uso de la información pública.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de noviembre de 1984