Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Presentación del libro de Dionisio Cañas 'Poesía y percepción', sobre tres poetas del 50

La obra de Francisco Brines, Claudio Rodríguez y José Ángel Valente, poetas españoles de la generación del 50, ha sido analizada en el libro Poesía y percepción, de Dionisio Cañas, que se presenta hoy en Madrid. Cañas, poeta y profesor de Lengua y Literatura Española Contemporánea en la City University de Nueva York, intenta una aproximación crítica a la obra de los tres poetas aplicando la teoría basada en el libro del existencialista francés Maurice Merleau-Ponty, Fenomenología de la percepción."Merleau-Ponty no se refería en esta obra a la aplicación de su análisis de la función perceptiva a la literatura, sino a la percepción en general. Yo he querido aplicarla a estos tres poetas enfocando sus respectivas actitudes y la función de su mirada en la producción poética. Así, José Ángel Valente tiene una mirada nocturna, más intelectual, como desde la sombra, en el mundo de la idea y de las palabras. Claudio Rodríguez tiene, en cambio, una mirada auroral, del mundo naciente, como en una contemplación mística. La de Francisco Brines vendría a ser la mirada crepuscular, elegiaca, del mundo terminante", afirma Dionisio Cañas. "El que la aplicación de este análisis me haya llevado a catalogar la obra de estos poetas según etapas del día no fue una decisión previa. Para completar el día haría falta un poeta del día como Guillén, por ejemplo".

Según José Olivio Jiménez, que es el encargado de presentar la obra esta tarde, en la Biblioteca Nacional de Madrid, este libro es una guía tanto poética y espiritual, como crítica.

En ella se da la participación creadora del crítico. "La teoría de Merleau-Ponty es una invitación a la libertad creadora, más que un método crítico. Se analiza ese factor común que es la pasión por lo desconocido que se encuentra en estos tres poetas".

"Hay un cierto cansancio de las fórmulas en la crítica literaria. "Ésta es una aproximación poética al ensayo sobre poesía. Cuando decidí hacer este trabajo", añade Cañas, "no quise caer en el tópico del ensayo estructuralista o historicista. Con estos métodos se ha terminado por poner en duda la autoridad del crítico literario. Yo intento volver a una lectura poética de la poesía".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de noviembre de 1984