Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CATALUÑA

La policía busca a los clientes de la banda que importaba ilegalmente monedas de oro

Todos los efectivos del grupo segundo de la brigada regional de policía judicial de Barcelona investigaban ayer en distintas ciudades españolas las ramificaciones de la importación ilegal de monedas de oro y evasión de divisas descubierta en los últimos días. Los inspectores tratan de localizar a los inversionistas que entregaron su dinero a una banda para comprar monedas de oro procedentes de Suiza, y a los correos encargados de buscar clientes para aquélla. Fuentes policiales creen que se producirán nuevas detenciones.Dos personas, los supuestos cerebros de la banda, Valentí Masquet y Juan Rosales, fueron detenidos a primeras horas de la mañana del jueves en Sabadell, ciudad en la que residían y desde donde operaban (véase EL PAIS de ayer).

La documentación mercantil intervenida demuestra que la banda tenía capacidad para operar con un volumen de negocios de 3.000 millones de pesetas al año. Fuentes policiales señalaron que esa cifra debería multiplicarse por los años en que la banda ha estado operando, aunque manifestaron ayer que no podían precisar este dato. Sin embargo, algunos medios han aventurado que la evasión de capital podría alcanzar, en total, los 10.000 millones de pesetas.

Las piezas con que traficaban eran, esencialmente, soberanos ingleses y monedas canadienses. Estas piezas sin valor numismático se las conoce como monedas de inversión. Según fuentes policiales, cuando este tipo de red reune un mínimo de 40 millones de una o varias personas, se organizan los viajes entre Suiza y España para introducir clandestinamente las monedas en nuestro país, lo que supone una doble defraudación fiscal al Estado: por un lado la salida de divisas, y por otro la importación ilegal de oro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 1984