Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La muerte del físico Dirac

Vigo. Pontevedra.

EL PAÍS se quedó conmocionado por el fallecimiento del director de cine francés Truffaut, lo mismo que por la de un poeta francés de cuyo nombre ni me acuerdo, o por las declaraciones de cualquier portavoz de esa cochambre llamada nouveau roman. Lo digo por la atención que dedican ustedes a todo eso. Pero de la muerte de Dirac, uno de los máximos gigantes de la historia de la física, se enterará uno si le da por leer las notas necrológicas de una de las últimas páginas del periódico, y no sin antes haber tenido que tragar las notas correspondientes a un actor llamado Oskar Werner, que es el que merece mayores titulares, y a un poeta kurdo que vivía en Estocolmo. Lo de Dirac viene en último lugar. No sé si le dedicarán algún recuerdo en números posteriores, pero eso no evitará que en el número de hoy se hayan lucido-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de octubre de 1984