Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sindicato Unificado de Policía será legalizado

El Ministerio del Interior va a legalizar en breve al Sindicato Unificado de Policía (SUP), compuesto por miembros de la Policía Nacional, como paso a la futura policía civil concebida por el Gobierno, según ha declarado el director de la Seguridad del Estado, Julián San Cristóbal, quien añadió que desaparecerá el Estado Mayor de la Policía Nacional. Julián San Cristóbal, dentro del propósito de reconocer movimientos como el SUP, señaló que "en fechas bastante breves el Ministerio del Interior va a proceder a la legalización de las expresiones sindicales que eventualmente tuviese la Policía Nacional".El director de la Seguridad del Estado declinó determinar una fecha para iniciar este proceso y subrayó que, "al hablar de esta decisión, no quiero mencionar ninguna denominación en concreto, pero las realidades sindicales que pudiesen existir en el seno de la Policía Nacional van a ser cauce de expresión legalizado", tal como lo están en el Cuerpo Superior de Policía.

San Cristóbal dijo que el plan de reestructuración policial, que ya ha comenzado, se enfoca hacia la paulatina unificación de los dos cuerpos policiales existentes en la actualidad: el Cuerpo Superior de Policía y la Policía Nacional.

Julián San Cristóbal añadió que el fruto resultante de la unificación va a ser una policía civil que en su momento tendrá el marco jurídico adecuado, traducido en una ley orgánica de fuerzas y cuerpos de seguridad. del Estado que puede ver la luz en el año próximo.

'Desmilitarización policial'

Al planteársele a continuación el término desmilitarización de la Policía Nacional, indicó que, cuando se sugiere esta cuestión, nunca se precisa con exactitud, y añadió que "si desmilitarizar significa restituir al Ejército a todos aquellos mandos procedentes de él y que en estos momentos se encuentran en la Policía Nacional, pues yo digo que no".

No obstante, precisó que si desmilitarizar se refiere a una serie de prácticas jurídico-administrativas o institucionales, la respuesta es positiva, puesto que van a desaparecer, como ocurrirá próximamente con el estado mayor de la Policía Nacional, cuyas funciones organizativas se distribuirán en comisarías generales.

Igualmente, desaparecerán también las estructuras de la policía uniformada cuyas denominaciones tienen connotación militar, tales como banderas móviles, secciones o retenes.

Sobre esta nueva configuración policial, el director de la Seguridad del Estado indicó que va a suponer un cambio estratégico y profundo de la concepción existente hasta ahora, ya que se finaliza con la actitud pasiva de los retenes en acuartelamientos y se impulsa la presencia en la calle con la policía de barrio, que tendrá una labor preventiva.

Las comisarías contarán con, unidades básicas, integradas cada una de ellas por 56 policías uniformados, y éstas se dotarán con el número de unidades necesarias conforme a las necesidades de las tipologías o áreas en las que se ha dividido una ciudad a fines de vigilancia y protección, según precisó Julián San Cristóbal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de octubre de 1984