Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La guerra de la prensa del corazón

Vida y muerte en la 'Prensa del corazon'

La muerte de Paquirri ha duplicado las ventas de los semanarios de mayor difusiónCerca de seis millones de personas han comprado en días pasados, con motivo le la muerte de Paquirri, alguna de las ocho revistas semanales del corazón. Aunque la mayor parte de los responsables de las mismas asegura que la muerte del torero no ha significado un relanzamiento, no niegan un hecho objetivo: se han duplicado prácticamente las ventas. Por otra parte, la aparición de una nueva revista ha producido una cierta convulsión en el mercado

MÁS INFORMACIÓN

La muerte del torero Paquirri, como noticia especializada,, ha sido calificada entre las más importantes sucedidas en los últimos 20 iños. La Prensa del corazón, o del color, o de evasión (según acepcioles acuñadas), le ha sacado a esta noticia tanta rentabilidad como al fallecimiento de la princesa de Mónaco, Grace Kelly, hace poco menos de dos años.En tiradas y ventas, probablemente se ha superado lige:ramente aquella situación, porque nos encontramos ante un hecho imás cercano y entrañable para el lector tipo de estas revistas, que, según las últimas encuestas del Estudio General de Medios, es mayoritariamente mujer, ama de casa, de clase media-media, con una edad comprendida entre los 25 y los 34 años, de estado civil casada, que vive preferentemente en Cataluña o Andalucía y en una población que tiene entre 50.000 y 200.000 habitantes.

En opinión de algunos responsables de esta Prensa, como el gerente de Semana, M. Reina, "los editores no han tirado todo lo quelebían con motivo de este suceso, o cual, ha podido beneficiar a alguia nueva publicación".

Las diferencias de 'Pronto' e 'Indiscreta'

Pronto, que tiene una difusión rnedia de 781.359 ejemplares la mayor en este tipo de revistas según los controles de la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD) correspondientes a 1983, tiró con motivo de la muerte de Paquirri 900.000 ejemplares. Sin imbargo, según comenta su directora ejecutiva, Montserrat Mayordomo, esta noticia no ha significado el relanzamiento del sector. "Tampoco ha influido la aparición de La Revista".

Conviene dejar constancia de la polémica que existe en el sector de la Prensa del corazón en torno a las revistas Pronto e Indiscreta, a las que los responsables de casi todas las restantes seis grandes (¡Hola!, Diez Minutos, Lecturas, Semana, Garbo y La Revista) consideran ajenas a esta categoría.

Las dos se diferencian básicamente de los restantes semanarios

Vida y muerte en La Prensa del Corazón

del color en el precio -ninguna de las dos alcanza las 100 pesetas-, en el papel -peor calidad- y en la impresión del color. Los contenidos no difieren sustancialmente de los de las otras revistas del corazón. Sus tiradas no son indicativas, porque si bien Pronto se encuentra en el primer puesto de la clasificación, con la difusión media ya citada, Indiscreta ocupa el último lugar, con tan sólo 150.000 ejemplares de difusión media.Todas las fuentes consultadas consideran que la muerte de Paquirri ha vendido "porque era noticia". "Además era un personaje muy humano, muy nuestro, y no sólo por ser torero, sino también por sus circunstancias personales", explica Javier Osborne, director de Diez Minutos, revista que tiene una difúsión media, según los últimos datos conocidos de la OJD, de 422.025 ejemplares. Fuentes de esta revista han indicado que la muerte de Paquirri les ha impulsado a tirar esta vez un millón de ejemplares. La revista ¡Hola!, por su parte, ha tirado debido a este suceso 800.000 ejemplares, mientras que mantiene una difusión media de 505.155 ejemplares, de acuerdo con los últimos controles de la OJD.

¿Declive de los mitos?

Lecturas (414.733 ejemplares de difusión media) es la única revista que ha mantenido, conscientemente, la misma tirada con motivo de la muerte del torero andaluz. Sin embargo, su director, Julio Bou, dice que este suceso "ha movido el mercado y ha hecho vender todo el papel". Bou interpreta que nos encontramos en el momento de la caída de los mitos, y la atención de estos lectores se desvía hacia otros temas. En consonancia con esta posible tendencia, la revista Lecturas ha comenzado un período de renovación y reconversión hacia un semanario de información general.

La muerte de Paquirri sorprendió al equipo de la nueva publicación del corazón La Revista, cuyo número 1 estaba a punto de ser lanzado a la calle. "Nos rompió los esquemas de lanzamiento y tuvimos que cambiar el planteamiento de la misma", explica su director, Jaime Peñafiel. "Ha sido una noticia con un impacto popular similar al de la muerte de Manolete". Según Peñafiel, La Revista tiró en el primer número 45 1.000 ejemplares, y del segundo, también con información sobre la muerte de Paquirri, tiró 600.000 ejemplares.

La directora ejecutiva de la revista Garbo -337.348 ejemplares de difusión media según controles de la OJD en enero de 1984- sostiene que el suceso de Pozoblanco no ha significado un relanzamiento. A pesar de esta opinión, señala que Garbo ha tirado por este motivo 500.000 ejemplares. No es de la misma opinión Serafin Jiménez, redactor jefe de la revista Indiscreta, que piensa que se ha producido una revolución en las ventas y que las tiradas han aumentado por encima de un 80% de lo habitual. En el caso de Indiscreta -que tiene una difusión media de 150.000 ejemplares-, la muerte del torero ha provocado una tirada de 300.000 ejemplares.

Desde la distancia y la perspectiva que representa una interpretación sociológica de este fenómeno existe una explicación, según comenta el sociólogo Juan Menor, que ha estudiado detenidamerite la Prensa del corazón: "Paquirri era un personaje cercano al público precisamente por sus valores humanos. Además representaba al macho español, a bandonado primero por una mujer y pretendido después por otra que esgrimía su virginidad antes del matrimonio como una de sus principales virtudes. No ha sido la muerte de un torero, sino la del macho español".La lucha por el mercado

Con evidente cautela, la mayor parte de los directivos de la Prensa del color dice que la aparición de La Revista, con todas las connotaciones de agresividad comercial que arrastra, no ha influido en el mercado, ni tampoco en los contenidos y la presentación de las publicaciones existentes, la mayor parte de ellas con una historia de más de 20 años.

Algunos de estos directivos, quizá más sinceros, hablan de un "momento efervescente" provocado por el pulso que supone la aparición-de La Revista en relación, sobre todo, con la revista ¡Hola! la que la primera se parece mucho, desde el logotipo-manc heta hasta el nombre de la empresa editora de la misma, Nueva Ola (del grupo Zeta), pasando por el contenido y la disposición de las fotos e informaciones

Según Jaime Peñafiel, la salida de La Revista ha roto el equilibrio, "porque la tarta es la misma y somos más a repartirla. Cada uno estaba en su sitio, acomodado en una revista familiar, y nosotros venimos apoyados en otras ideas empresariales. Nuestra salida ha puesto nerviosos a otros y ha provocado determinadas reestructuraciones".

Peñafiel no se ha referido, sin embargo, a nuevos contenidos. Los personajes de siempre -el que sea noticia y, a continuación, Carolina y Estefanía de Mónaco, Julio Iglesias, etcétera, como recurso- ocupan y ocuparán también las páginas de La Revista, que se nutrirá, como las demás revistas de este tipo, de la multitud de agencias, free lancers y colaboradores y que seguirá explotando el recurso de las exclusivas.

Eduardo Sánchez Junco, director de ¡Hola!, la revista española del corazón más conocida en el extranjero, no quiere entrar a hacer comentarios sobre el desafio real que supone la aparición de La Revista, dirigida precisamente por quien durante 18 años comandó la Redacción de ¡Hola! Sánchez Junco tampoco quiere hacer comentarios sobre la incorporación de Isabel Preysler como colaboradora de ¡Hola! Tampoco confirma ni desmiente el millón de pesetas que se lleva la ex mujer de Julio Iglesias por cada colaboración, según determinadas fuentes de la Prensa del corazón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de octubre de 1984

Más información