Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La ayuda a la ensenanza privada

Es una pena que la Audiencia Nacional haya desestimado el recurso interpuesto por Carmen Alvear para conseguir que el Estado financie sin cortapisas la enseñanza privada. Esperemos que se gane ahora en el Tribunal Supremo.No sé de qué partido será esa señora, ¿quizá socialista histórica?, pero desde luego ha escogido el mejor camino para acercar a España al socialismo utópico. Si gana ella la batalla de que cualquiera pueda ir al colegio que quiera, por privado o excéntrico que éste sea, sufragado por fondos públicos por aquello de la libertad de enseñanza en la Constitución, por la misma regla de tres todo español podrá exigir al Estado pasajes gratuitos de avión para, sus desplazamientos por aquello del derecho "a circular libremente por el territorio nacional". Acogiéndonos al derecho a la protección de la salud, el Estado deberá costear a todo el que quiera hacerse les chequeos que desee en la clínica de superlujo que escoja; asimismo, por lo de la igualdad de todo español ante la ley, el Estado deberá pagarnos el abogado que elijamos si tenemos algún problema judicial. Apelando a la libertad de expresión, las radios libres no sólo no serían clausuradas, sino que se podrá exigir que sean financiadas por el Estado, así como cualquier otro medio de difusión. Corno todos tenemos libertad de expresión, cada españolito podrá tener su propio medio de difusión con cargo a los presupuestos generales del Estado. Y un largo etcétera.Nada, que en cuestión de segundos, con una pequeña sentencia, esta señora habría transformado este país de Jauja-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de septiembre de 1984