El Ejecutivo vasco "tomará medidas" frente a lo que llama quiebra del estatuto

En medio del actual clima de fracaso en las negociaciones Madrid-Vitoria, el Gobierno vasco ha anunciado que "tomará medidas contra este cambio unilateral del estatuto que pretende introducir el, Gobierno central", si en la próxima reunión no se encuentra una solución a la negociación del cupo. Sobre estas medidas, el portavoz del gobierno vasco Joseba Arregui señaló que "se sabrán oportunamente", sin querer precisar cuales.El Gobierno vasco calificó ayer de "ruptura del compromiso estatutario el resultado de la reunión de la comisión mixta de transferencias, celebrada el lunes en Madrid, a causa de la postura del Gobierno central respecto a la ley del concierto económico, cuya aplicación supondría rebajar la capacidad de gasto del Ejecutivo autónomo para desarrollar sus competencias".

Más información
De la Quadra reprocha al Gobierno de Euskadi que sólo acepte el pago del cupo al Estado cuando resulta beneficiado

El portavoz de Ajuria Enea, Joseba Arregui, quien habló de "quiebra del Estatuto de Guernica", ha expresado la radical disconformidad de su Gobierno con el sistema de transferencias expuesto por el secretario de Estado, José Borrell, en la reunión de la comisión mixta, que ha quedado postpuesta para setiembre.

Sin embargo, la puesta en cuestión por parte del portavoz del Gobierno vasco del compromiso adquirido por Felipe González con Carlos Garaikoetxea, después de la entrevista que mantuvieron ambos líderes el pasado mes de junio, tras la que se estableció un clima de entendimiento político, hace pensar que las "medidas" que ha anunciado el Ejecutivo vasco tendrán que ver con los tres puntos para la normalización política que acordaron González y Garaikoetxea: desarrollo autonómico, unión de ambos gobiernos en la reindustrialización del País Vasco y colaboración en la lucha contraterrorista. Por su parte, el vicepresidente del Gobierno de Vitoria, Mario Fernández, dijo que "lo que se está discutiendo es el cómo se convierten las autonomías en gestoras del Estado y no el autogobierno y su poder político". Joseba Arregui aludió, por último, al posible rechazo de su Gobierno a las próximas transferencias que el Ejecutivo central está dispuesto a realizar, valoradas en más de 45.000 millones de pesetas. Según Joseba Arregui los gastos que prevé el Gobierno vasco son bastante más elevados.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS