Cartas al director
i

El Islam y la mujer

Con indignación y sorpresa escuché el miércoles día 4 en la última edición de Telediario, segunda cadena, que una delegación islámica, en visita oficial a nuestro país, asistió a una cena ofrecida por el Gobierno, a la que -relata el informador- "no asistió ninguna mujer por deferencia hacia los representantes enturbantados del Islam.Señores, ¿a quiénes estamos haciendo el juego? Partiendo de que para aquella cultura la mujer carece de entidad como individuo y como persona, se sigue lamentablemente que no comparte quehaceres ni desde luego apareceres en público junto a los hombres.

Pero, afortunadamente, aquí no estamos en Islam, y cabría esperarse de un Gobierno democrático un poco más de dignidad. Tanta deferencia suena a falta de convencimiento sobre artículos básicos de la Constitución en vigor, y me siento insultada personalmente en nombre de la mitad de la población del país ante esta demostración de servilismo.

Los intereses económicos ligados al petróleo siguen haciendo estragos. ¿O será que la sangre árabe sigue corriendo por las venas?

profesora de Filosofía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 13 de julio de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50