Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arquitecto Manuel Núñez considera absurdo el debate posmoderno

El arquitecto catalán Manuel Núñez Yanowsky, afincado en París donde dirige la obra de la plaza Las Arenas de Picasso en Marne la Valléé, ha reencontrado en Barcelona a sus antiguos compañeros de la Agrupació d'Art Dramátic Adriá Gual, con cuya compañía, y compartiendo la cabecera del reparto como Maria Aurèlia Capmany, llegó a interpretar una pieza en el teatro María Guerrerro de Madrid. Núñez defiende un regreso a la arquitectura que sintetice la herencia cultural de los pueblos y considera absurdo el debate sobre el posmodernismo.

La biografía personal de Manuel Núñez es insólita. Su padre, uno de los amotinados del Jaime I al inicio de la guerra civil, se refugió en la Unión Soviética, donde hizo la segunda guerra mundial y donde pasó siete años de condena a trabajos forzados acusado de ser "enemigo del pueblo y anarquista". Casado en la Unión Soviética con una ciudadana de Odesa, Manuel Núñez nació en Samarkanda. Dos recuerdos de infancia explican sus futuros intereses profesionales. "Mi primera imagen de Odesa fue el de la destrucción. La ciudad estaba totalmente derruida por los bombardeos. A esta primera impresión se une la del espectáculo operístico. En la ópera de Odesa tuve la visión de ciudades desconocidas, supe que existía una vida distinta a la cotidiana, la ficción". Estas dos escenografías anuncian y explican parcialmente sus dos posteriores dedicaciones: el teatro y la arquitectura.

Incursión teatral

En 1957, su familia se instala en España. Al cabo de dos años, Núñez decide regresar a la Unión Soviética, pero el viaje termina en París, sin el visado correspondiente, y con el ingreso en la Modelo por lo sospechoso que les había resultado a las autoridades españolas esta excursión frustrada. En la cárcel, entra en contacto con Ricard Bofill que lo incorpora a su Taller d'Arquitectura y, una vez libre, se incorpora a la Agrupació Dramática Adriá Gual. "En la cúpula Coliseum conocí a Ricard Salvat, Joan Brossa, Jaime Gil de Biedma.... Hice de actor, escenografías e incluso dirigí algún montaje."Al margen de encargos como un palacio en Jamaica para un agricultor millonario o el proyecto del centro administrativo de Brazaville, el proyecto que le ocupa preferentemente ahora es la obra de las Arenas de Picasso. Un proyecto que ilustra su concepción de la arquitectura como síntesis de herencias culturales. "La obra de Picasso apenas tiene un componente arquitectónico salvo en la etapa cubista. Su temática es la fiesta, la mitología. A través de sus periodos andaluz, barcelonés y parisino he buscado los elementos arquitectónicos de estas culturas. El jardín andaluz, con dos niveles para invierno (al sol) y verano (con vegetación) y una simbología geométrica islámica; el modernismo catalán recogido a través de visiones parciales de trabajos como las de Gaudí o Puig i Cadafalch (los hierros de los balcones lucen el escudo histórico de la Generalitat) y el gris ocre de los edificios parisienses. La inclusión de trompe d'oeil recuerda mi interés por el teatro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de junio de 1984