Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Papa pide que Suiza siga siendo asilo de emigrantes

El papa Juan Pablo II afirmó ayer que Suiza no debe perder su tradicional asilo hacia los emigrantes, "ejemplo del pueblo de Dios en marcha". "Todos estamos en camino hacia una patria definitiva", añadió el Papa en su alocución en 13 idiomas a unos 15.000 trabajadores inmigrantes y refugiados que viven en Suiza y que se concentraron en Lucerna, donde llegó a las once de la mañana. El Pontífice ínvitó a la humanidad a buscar en el otro al hombre antes que al trabajador, porque "el hombre no está hecho para el trabajo, sino el trabajo para el hombre".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de junio de 1984