EE UU ha creado un cuerpo de operaciones especiales que actúa a las órdenes de la CIA

El Departamento de Defensa norteamericano ha creado en los últimos años un cierto número de unidades secretas de comandos, que han participado en operaciones de rescate de norteamericanos que se hallaban en peligro en el extranjero, actuado en la invasión de la isla caribeña de Granada y apoyado las operaciones clandestinas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en América Central, de acuerdo con el testimonio de funcionarios de la Administración y de miembros del Congreso.

El desarrollo de estas unidades especiales, que han ampliado el concepto conocido de los llamados servicios especiales, hace temer a algunos congresistas que puedan convertirse en una versión uniformada de la CIA y ser utilizados para soslayar las restricciones del Congreso y las exigencias de información sobre las actividades de la agencia.Un alto funcionario de la CIA negó, sin embargo, que existiera ese riesgo, garantizando que cualquier utilización de esta fuerza sería supervisada por la agencia y sus actividades puestas en conocimiento del Congreso.

Algunas de estas unidades, cuyo entrenamiento y actividades son secretas, han sido creadas para combatir el terrorismo, pero han ido ampliando su campo de operaciones hasta incluir el de la lucha contra la insurgencia en América Central, África y Asia. Por otra parte aunque en algunos casos estas unidades han trabajado en colaboración con las actividades no encubiertas de la CIA no se las considera dentro de la estructura de la agencia.

El senador Joseph R. Bidden dijo recientemente que sus colegas y él estaban informados de "la existencia de unidades de operaciones especiales, pero no conocemos con detalle cuáles son sus actividades o su conexión con las operaciones de espionaje e información. Queremos saber más".

Estas fuerzas operan bajo un mando especial en Fort Bragg, Carolina del Norte, y su creación data del fallido intento de rescatar a los rehenes norteamericanos de la embajada en Teherán, en 1980. Las manda el general Richard A. Scholtes y poseen un presupuesto propio para el desarrollo del armamento de tipo especial para esta clase de operaciones. Tienen un núcleo central de tropas, que puede ser engrosado con miembros de unidades de comando convencionales como los conocidos boinas verdes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 08 de junio de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50