El embajador de Paraguay en España desmiente todo contacto con Licio Gelli

Esteban Ojeda Zaldívar, embajador de Paraguay en Madrid, desmintió ayer categóricamente que el jefe de la logia clandestina italiana Propaganda Due (P-2), Licio Gelli, se refugiara en dicha sede diplomática o tuviera relación alguna para conseguir un pasaporte o residencia en su país.Esteban Ojeda manifestó que "se trata de una calumnia irresponsable y una falacia que puede encuadrarse dentro del derecho penal". Por otra parte, altas fuentes policiales españolas explicaron que Gelli tiene una orden de busca y captura de las autoridades italianas y suizas y su presencia no ha sido detectada en nuestro país, "ya que, en ese caso, hubiera sido detenido, lo que no impide que pueda encontrarse en nuestro país clandestinamente".

Asimismo, el Ministerio del Interior de Paraguay desmintió ayer la presencia en dicho país de Licio Gelli, negando de esta manera las afirmaciones periodísticas que publicó el semanario italiano Panorama. Los portavoces del Ministerio del Interior explicaron que no es la primera vez que informes procedentes de países de Europa ubican al jefe de la logia en Paraguay, cuyas autoridades han negado, en cada caso, esas versiones.

El embajador de Paraguay en Madrid explicó a varios periodistas españoles que asistían a una conferencia de prensa en esa sede diplomática que iba a mostrar a los medios de comunicación el lugar "en que escondimos a Gelli". Seguidamente, enseñó a todos los periodistas "la humilde, pero honrada, sede diplomática que represento", y después de mostrar todos sus departamentos, comentó, al llegar a un servicio sin ducha: "Si Gelli hubiera estado aquí, sólo habría que pensar que es un guarro, porque no podría ni ducharse".

La esposa de Esteban Ojeda interrumpió la conferencia de prensa con una llamada telefónica para interesarse por si los periodistas iban a visitar el domicilio particular del embajador, como éste había ofrecido a los medios de comunicación, "porque si no se iba a retirar para hacer la compra".

El embajador de Paraguay en Madrid afirmó que "nunca he visto a Gelli, no le conozco, nunca he tenido ningún contacto con él y nunca he recibido instrucciones de facilitarle refugio o pasaporte". "Tengo instrucciones", siguió, "de desmentir estas informaciones y no sólo lo hago por eso, sino porque tales informaciones implican a mi persona y me acusan de algo de lo que soy absolutamente inocente".

Esteban Ojeda, en ocasiones irónico y en otras indignado, explicó que es una sorpresa y una falacia que se atribuyan a mi país esos hechos que, por supuesto, no se corresponden con la realidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 08 de junio de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50