Suráfrica abandonará Namibia si Occidente se encarga de su administración

África del Sur se retirará de Namibia si los Gobiernos occidentales están de acuerdo en hacerse cargo de la "pesada carga" que supone la administración y la defensa del territorio, afirmó ayer en Berlín Oeste el primer ministro surafricano, Pieter Botha, quien aseguró que la propuesta es "formal" y sin límite de tiempo, pero que no espera que sea tomada en consideración.Botha, que hablaba después de una comida con funcionarios de Berlín Oeste, hizo constar que su país gasta 658 millones de rands al año (cerca de 80.000 millones de pesetas) en la administración y servicios del territorio, sin incluir la seguridad.

Refiriéndose a los cinco países occidentales del grupo de contacto -Estados Unidos, Reino Unido, Francia, República Federal de Alemania y Canadá- que buscan un arreglo negociado en Namibia, Botha afirmó: "Si la gente que quiere que nos vayamos... se hace cargo de estas responsabilidades, yo me retiraré gustosamente".

En Bonn, un portavoz de la Embajada de África del Sur dijo que Botha propuso a Margaret Thatcher, en la entrevista mantenida la pasada semana en Londres, la retirada de Namibia en el plazo de dos meses.

La propuesta fue reiterada el pasado martes al canciller de la RFA, Helmut Kohl. El portavoz dijo que ignoraba si el canciller había respondido a la oferta.

El régimen racista de África del Sur se ha negado sistemáticamente a atender las peticiones de las Naciones Unidas y de los cinco países miembros del grupo de contacto de conceder la independencia al territorio.

En una conferencia de prensa, Botha confirmó que no ve casi ninguna probabilidad de cumplir las resoluciones de la ONU sobre Namibia y que la condición más importante para tratar de la independencia es, de entrada, la retirada de las tropas cubanas en Angola.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En Estocolmo, Sam Nujoma, el líder del SWAPO (Organización de Pueblos del Suroeste Africano), descalificó la propuesta de Botha. "Rechazarnos", dijo, la idea de que Namibia se convierta en una colonia conjunta de otros poderes imperialistas ".

"Reclamamos la independencia ahora. Estamos dispuestos a llevar nuestros propios asuntos, para bien o para mal", continuó Nujoma.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS