Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El viceconsejero de Interior vasco revela al juez la identidad de los testigos del tiroteo

El viceconsejero de Interior del Gobierno vasco, Elí Galdós, entregó ayer al juez Eduardo Calvo Rojas la identidad de los testigos y las fuentes de información sobre las que se basó el informe de la Consejería del Interior del Gobierno vasco sobre la operación policial llevada a cabo el pasado 22 de marzo en la bahía de Pasajes, donde perdieron la vida cuatro terroristas de los Comandos Autónomos Anticapitalistas. Estos datos permitirán desbloquear la investigación que dirige sobre este suceso el juzgado número dos de San Sebastián.Esta revelación se ha producido como consecuencia de la comparecencia efectuada ayer ante este juzgado por un presunto delito de denegación de auxilio a la justicia, al negarse a facilitar la identidad de los testigos, del viceconsejero de Interior del Gobierno vasco, Eli Galdós, del director de Seguridad de la Comunidad Autónoma, Ángel Abasolo, y del director de Tráfico de la Ertzantza (Policía Autónoma), Genaro García Andoáin.

El Juzgado de Instrucción número 2 abrió diligencias por un supuesto delito de denegación de auxilio a la justicia, después de que la Consejería de Interior del Gobierno vasco respondiera con el silencio a los reiterados requerimientos judiciales para que facilitaran la identidad de los supuestos testigos, cuyas declaraciones contradicen la versión oficial sobre el suceso de Pasajes, en el que perdieron la vida los cuatro presuntos terroristas autónomos.

Momentos antes de entrar en el juzgado, Eli Galdós manifestó que en Euskadi "existen recelos, miedos, desconfianza y temores tanto del poder judicial como de la policía, y aunque en éstos dos meses hemos mantenido contactos con la Administración de justicia, no hemos podido hasta hoy dar satisfacción al señor juez". El viceconsejero subrayó que su departamento ha estado siempre dispuesto a colaborar con la justicia.

Luis María Retolaza, consejero de Interior del Ejecutivo autónomo, no compareció, pese a que su presencia había sido igualmente reclamada, acogiéndose a un fuero especial regulado en el Estatuto de autonomía. Retolaza no puede ser juzgado por un tribunal ordinario, sino por el Tribunal Superior de Justicia de Euskadi, un organismo aún no constituido. Su posible procesamiento tendría que decidirlo, en todo caso, la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de mayo de 1984