Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lorena y otros paisajistas del XVII ocupan el Prado

Un total de 11 cuadros de Claudio de Lorena (Chamagne, 1600-1682) y 61 obras pertenecientes a 22 autores constituyen la base de la exposición Claudio de Lorena y el ideal clásico del paisaje del siglo XVII, inaugurada ayer en el Museo del Prado. La muestra, que permanecerá abierta al público hasta finales de junio, estará apoyada por un ciclo de conferencias en las que se analizará la vida, la obra y el entorno artístico de Claudio de Lorena.

La exposición que ahora presenta el Museo del Prado se produce después de que el pasado año las principales pinacotecas del mundo (Munich, París, Washington) dedicaran grandes exposiciones al artista francés para conmemorar el tercer centenario de su muerte. El propio Museo del Prado cedió un alto número de obras para enriquecer estas exposiciones.Sin embargo, la exposición abierta ayer, cuyo comisario ha sido el profesor Juan José Luna, no cuenta con más aportación exterior que des cuadros de Van Lint prestados por la Casa de Alba. "No hemos querido traer obras de fuera", aseguró ayer Juan José Luna, "porque nuestra intención no ha sido hacer una antológica de Claudio de Lorena, sino mostrar su paisaje. Con las obras pertenecientes al Prado disponíamos de suficiente material artístico".

Ante la pregunta dirigida a Alfonso Pérez Sánchez, director del Museo del Prado, sobre si existe demasiada facilidad para prestar cuadros de esta pinacoteca, cuando esa facilidad no es recíproca respecto a oiros museos, el director del museo respondió que aquí no se producen ni más ni menos facilidades que en otros países. "La dirección, el patronato del museo y los conservadores son los que deciden si se presta o no una obra".

Manuela Mena, subdirectora del Prado, añadió que en una sola ocasión ha encontrado resistencia para conseguir préstamo de cuadros y que esta ocasión se produjo a propósito de la exposición dedicada a Turner, debido a que los museos ingleses, a los que se les había pedido obras del artista, habían realizado otro préstado recientemente.

Además de los 11 lienzos de Claudio de Lorena, considerado como el más importante paisajista de su siglo, la exposición recoge obras firmadas por Poussin, Lemaire, Dughet, Courtois, Both, Swanevelt, Poelenburgh, Bramer, Mazo, Agüero, Bril, J. F. van Bloemen, Peeter Spíerinck, Elsheimer, Salvatore Rosa, Annibale Carracci, J. F. Grimaldi, Constantin d'Aix, J. F. Boudewyns, Hendrick Van Lint, Jean Peeters y Jan de Momper.

Compañía de esculturas

Junto a las pinturas se exhiben 18 esculturas clásicas seleccionadas por el comisario de la exposición para reproducir con mayor exactitud el sentido ornamental de la época. "No se solían exhibir cuadros aislados", dice, "sino que la decoración de interiores aunaba ambas manifestaciones plásticas".La mayor parte de los lienzos de Lorena que se exponen ahora en el Prado fue encargada por el monarca Felipe IV al pintor cuando éste era escasamente conocido en los medios artísticos de la época. El destino de la obra era adornar las paredes del Casón del Buen Retiro. El tema más tratado por Lorena es la naturaleza vista desde los más dispares ángulos en los que el hombre surge arrastrado por sus pasiones.

Tanto los mencionados lienzos como la restante obra que se exhibe en la exposición, excepto los dos Van Lint cedidos por la Casa de Alba, son propiedad del Museo del Prado. Según explica el comisario de la exposición, algunos de los cuadros eran conocidos por el público visitante, pero una gran parte de la obra ha sido restaurada especialmente para poder ser exhibida en esta ocasión. Ésta ha sido la causa por la que el homenaje a Lorena se realiza meses después de lo previsto.

Conferencias

El ciclo de conferencias con el que se apoya la exposición comienza el día 25 de abril con una intervención de Juan José Luna titulada Claudio de Lorena y España.El 2 de mayo, Manuela Mena, subdirectora del Museo del Prado, hablará sobre El paisaje italiano. El día 9, Díaz Padrón analizará el paisaje flamenco y holandés en el siglo XVII. El 16 de mayo, Hubertus F. Sonnenburg se referirá a los problemas técnicos de la pintura de Claudio de Lorena.

El día 23, Alfonso Pérez Sánchez, director del Museo del Prado, revisará el paisaje español del XVII, y, finalmente, Juan José Luna cerrará el ciclo de intervenciones, el día 30 de mayo, con una conferencia titulada La huella de Claudio de Lorena en Europa y América.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de abril de 1984