Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Amada española impidió que un buque portugués ametrallase a un pesquero gallego

La presencia de buques de la Armada española y servicio de vigilancia fiscal impidieron el ametrallamiento del pesquero de Marín Otollo por parte de una patrullera portuguesa, cuando ya se había dado la orden de fuego. Según el patrón del buque gallego, Ángel Nores, los hechos ocurrieron a las 15.30 horas del miércoles, a 12 millas del cabo Silleiro, en aguas españolas, cuando la patrullera de la Armada portuguesa Zambembe ordenó al pesquero español poner rumbo a un puerto luso.El patrón gallego se negó, aduciendo que se encontraba en aguas españolas y dio aviso a las autoridades navales, que le ordenaron permanecer en el lugar y enviaron inmediatamente el dragaminas Ulla. Según declaró Nores ante el comandante de Marina de Vigo, el comandante del buque de la Armada portuguesa dio la orden a su tripulación de dispersarse por cubierta y abrir fuego a discreción. En ese momento fueron avistados los buques españoles Ulla, de la Marina de guerra, y Gavilán II, del servicio de vigilancia fiscal.

Por otro lado, la embarcación Perla del Guadiana, con base en el puerto de Ayamonte (Huelva), fue apresada ayer por patrulleras portuguesas, cuando se encontraba faenando en aguas lusas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de marzo de 1984