Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dirigentes palestinos piden a Yasir Arafat una iniciativa contra la expropiación en Cisjordania

Cincuenta personalidades palestinas residentes en los territorios ocupados por Israel urgieron ayer en Amman a Yasir Arafat, líder de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), a que elabore, junto con el rey Hussein de Jordania, una iniciativa de paz que permita poner un término a la expropiación israelí de las tierras de Cisjordania.En la tercera jornada de su visita oficial a Amman, el jefe de la resistencia pasó revista ayer por la mañana a la brigada Al Badr, del Ejército de Liberación de Palestina, integrado en las fuerzas armadas jordanas, ante cuyos soldados expresó su aprobación del atentado con bomba perpetrado ayer en una tienda de ropa de Jerusalén. Esa acción militar demuestra, afirmó, que "nuestras gentes no paran de pelear".

Por la tarde, el máximo dirigente palestino recibió a los dignatarios cisjordanos, entre los que destacan los alcaldes de Belén, Jericó, Beit Sahur, el director del diario árabe Al Qusd y el presidente de la universidad de Nablus.

"Sin una rápida iniciativa política que detenga la creación de nuevos asentamientos de población israelí", explicó a la Prensa Elías Freij, alcalde cristiano de Belén, "nuestras últimas esperanzas se desvanecen porque nos estamos quedando sin tierra".

Ni los asesores del monarca hachemita ni los colaboradores del presidente de la OLP se esperaban, sin embargo, resultados espectaculares al término de esta primera ronda de discusiones sobre el contenido de un plan de paz conjunto y sobre las modalidades mismas de las conversaciones de paz, en las que ambas partes podrían estar representadas por una sola delegación encabezada por el rey de Jordania.

En una entrevista concedida al rotativo Al Durtour, Hani el Hassan, consejero de Arafat, descartó que en Amman se pueda llegar en breve a un acuerdo.

La clave del diálogo

A diferencia del fracasado diálogo palestino-jordano de la primavera del año pasado, Hussein opina ahora que las eventuales propuestas comunes deberán inspirarse no ya en el plan Reagan para Oriente Próximo, sino en las resoluciones 242 y 338 del Consejo de Seguridad de la ONU, según precisó un portavoz gubernamental jordano.

Ambas resoluciones fueron rechazadas por la OLP porque consideran la cuestión palestina como un problema de refugiados y no como de derechos nacionales. Tanto la 224 como la 338 abogan, sin embargo, por una retirada del Ejército israelí de los territorios ocupados durante la guerra de los seis días de 1967, y reconocen, a cambio, al Estado hebreo el derecho a existir y a la seguridad de sus fronteras.

Por otra parte miembros libaneses de un equipo de la compañía de televisión norteamericana United Press International-Television Network, Raef Dibaja y Sami al Zein, resultaron heridos ayer por los disparos de un francotirador cuando filmaban a milicianos chiitas cerca de la línea de demarcación que separa los dos sectores de Beirut.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de febrero de 1984