Yugoslavia pide créditos al FMI para hacer frente al pago de su deuda

Envueltas en el más absoluto secreto, siguen en Belgrado las difíciles conversaciones entre el Fondo Monetario Internacional (FMI) y Yugoslavia, país que adeuda unos 20.000 millones de dólares y pide nuevos créditos para refinanciar buena parte de los 2.900 millones que vencen este año, a los que hay que añadir 2.200 millones de servicio de la deuda. Si estas conversaciones fracasan, Yugoslavia tendrá que declarar la moratoria para sus deudas, según el viceprimer ministro, Zvone Dragan.El sociólogo Luka Markovich se refirió hace poco a la "dictadura del FMI en Yugoslavia". Si el diálogo fracasa, se habla de la existencia de un "plan alternativo" que nunca se ha definido, pero que parece constituir una contraamenaza a Occidente. De la próxima visita del vicepresidente yugoslavo, Vidoye Sarkovich, a Moscú podría salir un aumento del comercio con la Unión Soviética, país que ya figura en cabeza de las listas de comercio exterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 28 de febrero de 1984.

Lo más visto en...

Top 50