Debate sin vencedores entre los ocho candidatos demócratas a la Casa Blanca

La Prensa destacada en Ivíanchester (New Hampshire) calificó ayer de aburrido el debate mantenido ante las cámaras de la televisión norteamericana por los ocho candidatos demócratas a la Presidencia de Estados Unidos. Ni vencedores ni vencidos quedaron perfilados tras la intervención, que destacó sobre todo por un ambiente de concordia entre los participantes, lejos de los ataques mantenidos hasta ahora por el senador por Ohio, John Glenn, contra el ex vicepresidehte Walter Mondale.Para Walter Mondale, el aspirante mejor situado entre los demócratas, la función en el debate, organizado por la liga de mujeres votantes, en Manchester, fue la de mostrarse lo más presidenciable posible. Horas antes del su intervención ante las cámaras, Mondale habló con los periodistas atacando duramente el presidente Reagan, por su falta de liderazgo ante la crisis de Oriente Medio.

Sin embargo, durante el debate, Mondale fue muy prudente, evitando sobresaltos que puedan perjudicar su imagen ante los electores del Estado de New Hampshire, en el noreste de Estados Unidos, que el próximo martes votarán para definir sus preferencias entre los ocho candidatos demócratas. Mondale prometió un recorte de 40.000 millones de dólares en el gasto militar, el inicio de negociaciones con la Unión Soviética y el mantenimiento del liderazgo norteamericano en el mundo occidental.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS