CC OO amplía la huelga de químicas de mañana a todo el sector público

CC OO, apoyando la convocatoria de huelga para el próximo día 15 del sector de químicas por la Federación de Químicas de este sindicato, ha ampliado la misma a todo el sector público a nivel nacional, a consecuencia, según Pablo Sánchez, secretario de acción sindical de la federación, de los rechazos sistemáticos en la negociación colectiva del sector por parte de la Administración, "después de haber hecho toda una serie de propuestas para dar una salida al problema".CC OO considera que el tope salarial del 6,5% (incluido antigüedad y ascensos) con que el Gobierno pretende negociar "es una medida contra la clase trabajadora y supone una progresiva puesta en marcha de un claro plan de estabilización". Durante 1983, argumenta, la previsión del 12% de inflación se ha visto rebasada en un 0,2% "y parece poco probable que la previsión del 8% para 1984 se cumpla".

La citada huelga, convocada para mañana, afectará a todo el complejo petroquímico de Puertollano, ciudad en la que se celebrará una manifestación por la mañana por sus calles principales convocada por el citado sindicato.

Reunión en Madrid

Por otra parte, el pasado fin de semana se reunieron en Madrid, por iniciativa de la Unión de Madrid de CC OO, delegados de este sindicato, en las empresas públicas madrileñas (Iberia, Telefónica, Metro, EMT, CASA, Canal de Isabel II, Gas Madrid, Butano, Renfe, Enagas, Ateinsa, etcétera) para analizar la negociación colectiva en el sector. Entre otros temas acordaron apoyar la manifestación, convocada por Casa, para el próximo día 16 ante el INI, así como convocar un pleno de delegados de CC OO el próximo día 24 de febrero y una concentración el 27 del mismo mes ante el Ministerio de Hacienda.Los delegados manifestaron, en una resolución, su desacuerdo con la política económica y sociolaboral del Gobierno y consideran que la referencia del 6,5% fijada en los Presupuestos es un tope laboral directo para el sector público y condicionante para el privado. Finalmente, condenaron la práctica de establecimiento de servicios mínimos en la convocatoria de huelga, ya que supone un atentado a la libertad sindical.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS