Cartas al director
i

Los trabajadores autónomos y la Seguridad Social

Se nos ha impuesto, por decreto, a los trabajadores autónomos del régimen especial de la Seguridad, Pasa a la página 14 Viene de la página 13 la obligatoriedad de cotizar la asistencia sanitaria. Con esta medida perdemos la libertad de elegir. Así, una gran mayoría de trabajadores que cubrían sus necesidades con compañías privadas -y éstas les prestaban un excelente servicio- van a tener que renunciar a aquéllas, ya que no pueden mantener dos cotizaciones.Otra gran parte de trabajadores modestos, con empresas familiares, tendrán que cerrar sus puertas, ya que no pueden resistir esta elevadísima carga. Pero, dentro de la gravedad de la medida, el desconcierto originado por la Administración es total, y así resulta que, pasadas más de cuatro semanas, dichos trabajadores carecen de documento de afiliación. Aquellos que tuvieron que recurrir, durante el pasado mes, por estar enfermos, al médico y a la farmacia tuvieron que abandonar un dinero, que ahora se les niega en las oficinas del INSS, ya que éste no acepta dichas facturas.

¿Por qué la Administración toma una medida de esta envergadura sin estar preparada?

¿Es esto honesto y responsable? /

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 10 de febrero de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50