Cartas al director
i

Ríos y piscifactorías

Hemos leído con asombro la carta del señor Torrent titulada Las truchas no aman la tónica, publicada en EL PAIS, de fecha 28 de enero de 1984.Para empezar línea por línea un comentario a la misma, le diremos que no se hace necesario, para los miembros de esta asociación, que el señor Torrent se nos presente dedicado a la apacible tarea de criar truchas desde hace "casi 20 años", porque, por desgracia, sobradamente le conocemos por sus obras. Las aguas cristalinas, y no sólo las del río Cifuentes, de Guadalajara, de las que tan líricamente habla, también le conocen, pues han visto su seno despoblado de truchas seculares, consecuencia lógica de los innumerables y mal instalados establecimientos de piscicultura que posee en la Alcarria. Para los lectores que no lo sepan, diremos que las truchas criadas en piscifactorías representan una amenaza para las naturales del río, por causa de las muchas enfermedades que aquéllas pueden traspasar gratuitamente a éstas. Además, cosa ya probada, todos los ríos con piscifactorías en su cauce del tipo que comentamos se despueblan de truchas naturales, debido a que producen una gran cantidad de sustancia, la feromona territorial, la cual las hace huir del lugar.

Y no es que estemos de acuerdo, ¡faltaría más!, con el abuso de la poderosa Riocasa, SA, pero, ¡gran casualidad!, el destino le devuelve al señor Torrent en forma de tormenta los vientos que hace años sembró. Cuántas veces hemos protestado en la AEMS contra la abusiva instalación de sus piscifactorías, sin que nadie, y menos aún el Icona, haya hecho nadapara evitar la ruina de tantas aguas producida por el abuso del poderoso, ruina que hoy sigue repitiéndose como él mismo bien sabe.

Por otro lado, sabemos que el señor Torrent tiene "en regla los papeles" de sus industrias, pero, además de estar instaladas al amparo de una ley de por sí permisiva e insuficiente, la gran mayoría de ellas funcionan bajo el antiguo método de la picaresca y el caciquismo. ¿O es que el señor Torrent no posee algunas instaladas justo sobre la misma fuente del nacimiento? (Jalón y la Fuente del Campillo) ¿O es que algunas no secan totalmente el cauce en el verano, saltándose a la torera lo que en contrato le permitió la Comisaría de Aguas del Tajo?

Sí, que Riocasa, SA, detenga "ahora mismo" sus vertidos, porque "unas horas son decisivas para un ser vivo, y no puede la vida soportar el empapelamiento de nuestra burocracia". Precisamente eso decíamos hace muchos años del señor Torrent los miembros de la AEMS, por lo cual le devolvemos esa pelota que ha querido colar con su carta en la opinión de unos ciudadanos no advertidos. /

presidente de la Asociación de Mosca y Salmónidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 10 de febrero de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50