Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sensible mejoría de la economía soviética en 1983

El año 1983, el primer ejercicio completo bajo la dirección de Yuri Andropov, se ha cerrado para la economía soviética con un balance positivo y una clara recuperación respecto a los dos ejercicios precedentes, según se deduce de las cifras publicadas este fin de semana por el Departamento Central de Estadística de la URSS.

La producción industrial creció el año pasado un 4% en relación al ejercicio anterior, superando así el plan, que preveía un 3,2% de incremento, y los resultados de 1982 (2,1% de crecimiento). En su conjunto, la producción industrial experimentó un incremento en 1983 que fue superior en un 30% al promedio de los dos primeros años del actual plan quinquenal vigente la URSS (1981-1985).

Los datos oficiales permiten deducir que la campaña de Andropov a favor de la disciplina en el trabajo y contra la corrupción está dando sus frutos, aunque los expertos occidentales adviertan contra un excesivo optimismo. En la industria, la productividad laboral creció un 3,5% en 1983; en 1982; el crecimiento fue de un 3,1 % y totalizó más de 530.000 millones de rubios (un rubio es igual a 1,25 dólares). El crecimiento de la renta nacional previsto para 1984 es igualmente de un 3,1% y da preferencia a la producción de bienes de consumo sobre la industria pesada.

Aumento de la renta

Los resultados de la cosecha de cereales no se han dado a conocer, como ya sucedió en 1982. El informe estadístico señala, sin embargo, que la producción agrícola -incluida la de trigo, remolacha, patata y forrajes- ha aumentado. Expertos occidentales estiman la cosecha de cereales de este año en unos 200 millones de toneladas (el plan preveía 238 millones de toneladas), lo que supondría una mejora respecto a 1982, cuando la cosecha fue de 180 millones de toneladas, también según fuentes occidentales.Por otra parte, la renta per cápita aumentó en un 2% en 1983. El sueldo medio de un obrero industrial subió un 2,4%, para situarse en 1982 en 182 rubios mensuales. Los ingresos de los campesinos aumentarán un 7%. Los precios de los productos de consumo básicos, alquileres y transportes permanecieron estables según los datos estadísticos.

En el terreno energético, la producción de gas experimentó los resultados más notables, con un total de. 536.000 millones de metros cúbicos y un aumento del 7% respecto al año anterior. La producción de petróleo se mantuvo estable, con 616 millones de toneladas, y la de acero se quedó por debajo del plan, con un total de 153 millones de toneladas. Lo mismo sucedió con la producción de carbón y fertilizantes minerales. El comercio exterior experimentó un 6% de incremento en su volumen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de enero de 1984