Reagan, El Salvador y los derechos humanos

La Casa Blanca hizo saber el lunes que el presidente Reagan se muestra "inclinado" a ignorar la esperada recomendación de la comisión bipartidaria para Centroamérica, que preside el ex secretario de Estado Henry Kissinger, de ligar la ayuda militar futura al régimen de El Salvador a las certificaciones periódicas y verificables de que en aquel país se producen progresos sustanciales en cuanto a respeto de los derechos humanos.

El informe de la comisión, formada por 12 miembros demócratas y republicanos, será entregado hoy al presidente. Según un borrador de algunos de sus capítulos, publicado el domingo, el documento pedirá una "nueva alianza para la democracia y la prosperidad" para defender los intereses norteamericanos en la región e impedir que la Unión Soviética dé un "golpe estratégico de grandes proporciones".

Más información

Si bien el informe se muestra de acuerdo en potenciar, incluso de forma espectacular, la ayuda militar a El Salvador, se liga tal ayuda a mejoras efectivas y verificables en el campo de los derechos humanos.

No obstante, se ha podido saber que en el seno de la propia comisión no hay unanimidad absoluta sobre esta cuestión.

Al parecer, el propio Kissinger es partidario de que, bajo ninguna circunstancia, pueda suspenderse o recortarse la ayuda militar al régimen aliado de San Salvador.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 10 de enero de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50