Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las comunidades autónomas gestionarán su propia televisión

Las comunidades autónomas podrán solicitar al Gobierno la concesión para explotar un tercer canal de televisión en los respectivos ámbitos territoriales, al amparo de la Ley 46 /1983, de 26 de diciembre, que ayer entró en vigor tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado. Entre los principios generales que regulan los terceros canales sobresalen la titularidad estatal de las emisoras, cuya gestión se encomienda, en régimen de concesión, a las comunidades autónomas, que habrán de constituir a tal fin sociedades anónimas con "capital público en su totalidad" y la creación de órganos de gestión y control similares a los del Ente Público RTVE.

"El Estado proporcionará a cada comunidad autónoma la infraestructura técnica de una red para la difusión del tercer canal", y para ello, según dispone el artículo 2, "se pondrá en funcionamiento la red de emisores, enlaces y reemisores que garanticen la cobertura del territorio afectado".La puesta en marcha de los canales autónomos de televisión está supeditada a la aprobación por el Gobierno, en el plazo de seis meses, del llamado Plan Nacional de Cobertura. El ritmo de ejecución de los terceros canales se efectuará en función de la fecha de publicación de los estatutos de las comunidades autónomas que lo soliciten". El Gobierno propondrá a las Cortes "las dotaciones presupuestarias que posibiliten la realización de las instalaciones y explotación".

Actualmente solo funcionan los canales del País Vasco y de Cataluña -Euskal Telebista y TV-3-, este último en fase de pruebas. En ambos casos la infraestructura técnica de difusión ha sido costeada en gran parte con recursos propios de las dos comunidades. Miguel Ángel Molinero, director general de Relaciones Informativas, dependiente de la Oficina del Portavoz del Gobierno, manifestó a este periódico que los aspectos más importantes de esta ley son "el aumento de la oferta de televisi4n pública y la gestión por cada comunidad de sus respectivos canales, unida a la titularidad estatal de la red". Molinero contestó, a preguntas de este periódico, que la situación de TV-3 se ajusta a cuanto dispone esta ley, mientras que existen discrepancias con el Gobierno vasco respecto a si Euskal Telebista debe considerarse tercero o cuarto canal.

- Uno de los aspectos más controvertidos fue el de la titularidad estatal de la red. El proyecto de ley remitido el pasado mes de junio por el Gobierno a las Cortes otorgaba a RTVE la titularidad de la red y la percepción del canon. La ley hace suponer que el Gobierno segregará la actual red de RTVE y creará un nuevo organismo público que gestionará tanto la de aquel ente público como las redes que se creen para las distintas comunidades.

Los organismos públicos que gestionen cada uno de los terceros canales tendrán que satisfacer anualmente un "canon por la utilización de la red". Cada comunidad fijará el horario de utilización de la red y regulará mediante ley "la organización y el control parlamentario del tercer canal, de acuerdo con las previsiones de la Ley 4/198T, es decir el Estatuto de RTVE. La gestión "no podrá ser transferida, bajo ninguna forma, total o parcialmente, a terceros".

Los principios que han de inspirar la actividad de estos canales son establecidos en el artículo 5 y son idénticos a los que ha de cumplir RTVE- la objetividad y veracidad en las informaciones, la separación entre informaciones y opiniones; el respeto al pluralismo político, religioso, social, cultural y lingüístico y a "cuantos derechos y libertades reconoce la Constitución.

RTVE tendrá "prioridad en la retransmisión en directo de las competiciones o acontecimientos deportivos de ámbito internacional", si bien las comunidades con lengua propia podrán retransmitirlo en su propio idioma, así como aquellas emisoras que consideren que la transmisión tiene interés específico para su territorio.

La ley dispone que los terceros canales "no podrán adquirir en exclusiva programas que impidan su proyección en un ámbito territorial - distinto al de su propia comunidad" ni "contratar en exclusiva la retransmisión de acontecimientos de, interés nacional". Se creará, por último, una comisión mixta, integrada por representantes de RTVE y. de los terceros canales, para resolver Ios problemas técnicos relacionados con la gestión" de estos canales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de enero de 1984

Más información

  • Publicada la ley sobre terceros canales