El Congreso aprueba la LODE, con los votos en contra del Grupo Popular, centristas y vascos

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó ayer la ley orgánica del Derecho a la Educación (LODE), el más polémico de los proyectos de ley que hayan pasado este año por la Cámara, tras una tramitación que duró exactamente dos meses y nueve días. La familia jornada de debate en la Cámara baja, antes de que el proyecto sea remitido al Senado -que pospondrá, probablemente, la cuestión hasta febrero-, significó un activo intercambio de ataques entre los diversos grupos, que resucitaron un espíritu combativo largo tiempo adormecido.

Por 198 votos a favor -socialistas y Minoría Catalana-, 112 en contra -Grupo Popular, centristas y Minoría Vasca- y nueve abstenciones -Grupo Mixto y tres equivocados del Grupo Socialista-, la LODE quedó aprobada en el Congreso. La posterior explicación de voto daría lugar a un intercambio de frases ingeniosas que lograron despertar a la Cámara, alguno de cuyos miembros, entre ellos el propio Manuel Fraga, habían permanecido largo rato dormidos. -La mayor expectación de la jornada se centró, sin embargo, más que en las intervenciones, en el sentido de la votación de la Minoría Catalana, que por la mañana aseguraba, en privado, que se abstendría y por la tarde, tras un largo encuentro entre Miquel Roca y el ministro José María Maravall, decidía vencer sus luchas internas entre Convergècia Democrática y Unió Democrática votando sí. Roca explicó que la "mejora" experimentada por el proyecto a lo largo del trámite parlamentario, que afectó a 40 de sus 76 preceptos iniciales, había permitido un apoyo discrepante a la ley.

Críticas de Alzaga

Esta postura no dejó de ser atacada por Óscar Alzaga, el portavoz del Grupo Popular en este debate, recordando a Roca sus anteriores apoyos a otros modelos educativos distintos a la LODE, lo que dio pie al dirigente democristiano para insinuar la existencia de "otras razones" en este apoyo al texto socialista. Paralelamente, el secretario general de AP, Jorge Verstrynge, subía a la tribuna de la Prensa para apostar con los periodistas por un futuro pacto de Gobierno en Cataluña entre Converència y el PSOE, pacto del que el actual apoyo de la Minoría Catalana a la LODE sería un seguro indicio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La intervención de Alzaga, en tono duro, resaltó la "incoherencia" del Gobierno, y comparó a la LODE con un "caballo de la Guardia Civil en una cacharrería", expresión que, según el presidente del PDP, constituye un "dicho popular". Una alusión de Alzaga al vicepresidente Alfonso Guerra en relación con la televisión fue respondida por éste con un gesto de bendición urbi et orbi, ante el regocijo de un hemiciclo que aplaudía y pateaba alternativamente un debate que se calentaba por momentos.

Ya Íñigo Aguirre, portavoz en materia educativa de la Minoría Vasca y decididamente alineado en el tema con AP-PDP, comenzó el turno de frases felices asegurando que esta ley "no es buena, sino maravillosa", lo que fue celebrado hasta por el propio Maravall, que asistía, impertérrito, al desarrollo del debate. Durante la sesión de la mañana, el ministro de Educación había protagonizado una intervención asegurando que el Gobierno no tiene "ninguna pretensión de estatalizar la enseñanza", como parece temer constantemente el Grupo Popular. Hizo un canto a las libertades contenidas en la ley y garantizó que la LODE "será irreversible tan sólo porque, cuando la tolerancia se instala en la escuela, cuando la sociedad se convierte en protagonista de la educación, no hay fuerza capaz de desplazarla".

Preguntado, Maravall, posteriormente por los informadores sobre la posibilidad de que los empresarios de la enseñanza realicen un cierre patronal, confié en que "no se mantengan batallas que están perdidas de antemano".

La abstención de los comunistas en la votación tuvo, como ocurrió en el caso de la Minoría Catalana, ribetes de confrontación interna, al pretender Fernando Pérez Royo votar sí, prevaleciendo, no obstante, la opinión en contra de Carrillo. El vasco Aguirre mantuvo su tradición de ataque sin cuartel a los socialistas, que también siguieron su hábito de abuchear y patear la intervención del diputado del PNV: "Como la mujer del César", dijo Aguirre al PSOE, "ustedes quieren aparecer como amantes de la libertad, pero no tienen forma de demostrarlo".

Con el debate de ayer se cerraba esta fase de la tramitación de la LODE en la Cámara baja, que ha supuesto una dura batalla -no siempre confinada al ámbito parlamentario-, centrada en cuatro puntos principales: libertad de cátedra, libertad de elección de centros, poderes de los consejos escolares y financiación de los centros concertados. En algunas de estas cuestiones, el Gobierno ha admitido enmiendas transaccionales suavizando el tono de la ley; pero, como admitió -ayer Maravall, "las enmiendas mejoran el texto, pero no lo desvirtúan" subrayando así que ninguna de las pretensiones fundamentales del Grupo Popular ha sido recogida en el texto ahora enviado al Senado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS