Gemayel pide a Reagan que actúe con rapidez para salvar a su país

El presidente libanés, Amin Gemayel, pidió ayer en Washington a su colega norteamericano, Ronald Reagan, que actúe "rápida y decisivamente" para salvar a Líbano, según manifestó un consejero del jefe del Estado libanés. Reagan recibió en la Casa Blanca a Gemayel para tratar de la situación en Líbano, de la retirada de todas las tropas extranjeras del territorio libanés y de los planes de ayuda económica y militar norteamencano para la reconstrucción del país.Según dijo Gemayel al término de la entrevista, las tropas sirias se retirarán, "muy pronto", pero no dio otras explicaciones. El presidente norteamericano volvió a señalar el apoyo total de Washington a la paz y la independencia de Líbano. "El acuerdo del 17 de mayo", añadió Reagan, "ha sido la mejor base para la retirada de las fuerzas israelíes de Líbano y, una vez más, pido a todas las tropas extranjeras que se retiren de ese país". Reagan mostró su acuerdo con los esfuerzos de Gemayel en su plan de conferencia para la reconciliación nacional y confirmó que su enviado especial para Oriente Próximo, Donald Rumsfeld, se trasladará nuuevamente a la zona en fecha próxima.

Gemayel celebró reuniones con el vicepresidente, George Bush, y el secretario de Estado, George Shultz, antes de dialogar y almorzar en la Casa Blanca con Reagan. El presidente libanés considera que su país vive días azarosos y que "su supervivencia está amenazada por fuerzas hostiles a todo arreglo y a toda reconciliación nacional", según manifestó el consejero presidencial. Gemayel, no obstante, considera que la situación en Líbano puede resolverse.

Amin Gemayel, aprisionado por los enfrentamientos entre fracciones religiosas y políticas libanesas, con un territorio nacional parcialmente ocupado por las tropas sirias e israelíes y con una negociación para una reconciliación nacional de escasos resultados, necesita encontrar un firme apoyo de Washington para intentar establecer la autoridad de su Gobierno. Pero, ante el rompecabezas libanés, un alto funcionario de la Casa Blanca comentó: "No cabe esperar nuevas iniciativas espectaculares en relación con Líbano".

Reagan apoya el deseo del Gobierno libanés de recuperar el control total de su país. Para ello Reagan patrocinó el acuerdo dé mayo, que pedía la retirada de todas las teopas extranjeras de Líbano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 01 de diciembre de 1983.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50