Bonn afirma que las negociaciones de adhesión de España a la CEE finalizarán en 1984

El ministro de Asuntos Exteriores de la República Federal de Alemania (RFA), el liberal Hans-Dietrich Genscher, estará hoy ocho horas en Madrid dentro del marco de las consultas bilaterales, acordadas entre España y la RFA el pasado 3 de mayo. Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores declararon ayer en Bonn, que el Gobierno de la RFA apoya decididamente el ingreso de España en la Comunidad Económica Europea (CEE) y espera que se consigan progresos para lograr este objetivo. El fin de las negociaciones de España con la CEE, según Bonn, podría producirse antes de la pausa veraniega del próximo año, en julio del 1984, porque las bases no son desfavorables, tras el reciente acuerdo de los ministros de Agricultura de la CEE sobre los productos agrícolas mediterráneos.

Genscher llegará hoy a Madrid, antes de las nueve de la mañana, y se entrevistará inmediatamente con el presidente de Gobierno español Felipe González, luego seguirán las consultas con su colega español, Fernando Morán, audiencia del Rey en la Zarzuela y conferencia de prensa. Tras una nueva reunión con Morán, Genscher saldrá en avión con destino a París, donde se entrevistará con el ministro de Asuntos Exteriores francés, Claude Cheysson.Las fuentes diplomáticas de Bonn quitaron ayer importancia a este encuentro y dijeron que se trata de un cambio de impresiones más, antes de la reunión del Consejo Europeo en Atenas. Las mismas fuentes negaron que este encuentro Genscher-Cheysson tenga una especial vinculación con el viaje a Madrid del ministro alemán.

Las declaraciones recientes del canciller Kohl, con ocasión de la última reunión franco-alemana, han dejado oscurecida la posición real de Bonn ante el problema de la ampliación de la CEE a España y Portugal. El pasado 28 de noviembre, tres días después de la entrevista con François Mitterrand, Kohl se manifestó en los mismos términos y dijo que "en la CEE tenemos la experiencia de que en el pasado no fue bueno no solucionar los problemas antes del ingreso de los candidatos. Yo estoy completamente de acuerdo con el presidente francés, y lo digo expresamente, en dos puntos. Debemos cumplir la palabra dada a España y Portugal de que ingresarán en la CEE, pero sería ingenuo no reconocer que los problemas no están resueltos todavía y, con promesas políticas, no se eliminan los detalles económicos".

Kohl dijo en aquella ocasión que hay que tener en cuenta en este contexto el tema de la política de seguridad y mencionó expresamente "la votación sobre la OTAN de España, que tenemos que sopesar". Esta referencia de Kohl, realizada casi de pasada, coincide con la posición expresada por Genscher en el pasado, cuando dijo que no se podía pedir a España que contribuyese con sus soldados a la defensa de Europa y luego no se abriesen las fronteras a sus productos, lo que viene a establecer un cierto enlace entre la entrada en la CEE y la permanencia en la OTAN.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 01 de diciembre de 1983.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50