Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal retira la acusación contra uno de los dirigentes de HB procesados

El fiscal del Tribunal Supremo Fernando Alamillo retiró ayer la acusación contra Severino Rodríguez de Yurre, uno de los 17 dirigentes de Herri Batasuna que están siendo juzgados por su participación en los incidentes de la Casa de Juntas de Guernica. La acusación fue retirada al demostrarse que Rodríguez de Yurre no se encontraba en la Casa de Juntas. El dirigente de HB fue invitado por el presidente del tribunal, Fernando Díaz Palos, a abandonar el banquillo de los acusados y a sentarse entre el público, como así hizo.El fiscal elevó a definitivas sus restantes conclusiones provisionales, por las que pide para el resto de los procesados penas de ocho años y un día de prisión, excepto para José Luis Cereceda, para el que solicita 11 años de prisión por ser reincidente. Alternativamente, y en el caso de que el tribunal no admita la calificación de injurias al Jefe del Estado, el fiscal formuló una calificación por desórdenes públicos, pidiendo penas inferiores a un año para todos los acusados. Los defensores solicitaron la absolución por entender que los hechos no constituían delito alguno.

Expresión política

En la sesión de ayer declararon los siete procesados que faltaban por hacerlo y los tres testigos de la defensa.la acusación no los había solicitado. Los tres testigos aseguraron que el acusado Rodríguez de Yurre no se encontraba en la Casa de Juntas. Entre los testigos declaró el ex diputado general de Álava Emilio Guevara (PNV), que aseguró que Rodríguez de Yurre no estuvo en el acto de Guernica y que pensó que la actuación de los miembros de Herrí Batasuna fue un acto de expresión política de carácter reivindicativo, producido en contra del reglamento de la Cámara y "de una fórma que no comparto". Agregó que el Eusko Gudariak no es un canto contra alguien, sino a favor de algo, que se ha cantado desde distintas opciones políticas, y que él lo ha cantado muchas veces en actos para expresar el derecho del pueblo vasco a autogobernarse.No comparecieron, como lo había solicitado la defensa, el lendakari Garaikoetxea, el presidente del Parlamento vasco, Juan José Pujana, y los diputados generales de Vizcaya y Guipúzcoa José María Makua y Javier Aizarna, respectivamente. Los defensores hicieron constar en el acta una frase, que fue compartida por el presidente del tribunal, en el sentido de considerar importantes a los testigos ausentes y constatar la responsabilidad moral en que incurrían al no testificar.

Los procesados que declararon en fa sesión de ayer reiteraron en líneas generales lo afirmado por sus compañeros de banquillo en la sesión anterior. Echevarría se negó a declarar en castellano.

Rodríguez de Yurre afirmó que no estuvo en la sesión de Guernica, pero que le hubiera gustado estar. Comentó con ironía que en el colegio en el que da clases es conocido como Severino el ausente, y que la persona que figura en una fotografía del sumario identificada con su nombre "no soy yo, que me conozco por los espejos".

La vista quedó pendiente de los informes del fiscal y de la defensa, por lo que previsiblemente la causa quedará hoy vista para sentencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de noviembre de 1983