Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gobernador lamenta que hayan sido heridas "personas ajenas a los disturbios"

El Gobierno Civil de Vizcaya hizo pública anoche una nota oficial en la que precisa que los incidentes de la manifestación "Por la paz y contra la OTAN" se produjeron "al alterarse los motivos" para los que se autorizó el acto, al tiempo que lamenta que entre los heridos "figuren representantes de los medios de comunicación social u otras personas ajenas a los disturbios producidos".Tras decir que hay cinco detenidos, el Gobierno Civil subraya que en la petición de autorización se especificaba que ésta era para "pedir la salida del Estado español de la OTAN; la retirada de las bases americanas y la no instalación de los euromisiles en varios países de Europa occidental". Y se indica que ya antes de comenzar la manifestación, se difundieron octavillas "cuyo contenido era ajeno a los motivos notificados", reivindicando artefactos colocados en empresas de capital norteamericano".

Añade la nota que "se observaron pancartas en las que figuraban frases antimilitaristas y otras referidas a la no nuclearización de Euskadi" y que en el cruce de calles Hurtado de Amézaga y Elcano, grupos de manifestantes gritaron "gora ETA" y "Policía asesina". "A la vista de lo cual", dice la nota, "y de la clara alteración de los motivos para los que se notificó la manifestación, efectivos de la Policía nacional interceptaron a los manifestantes. Lejos de atenerse a las indicaciones de la policía", prosigue, "los manifestantes insistieron en los gritos de 'Esta es la libertad que tenemos', y otros parecidos, lanzando objetos contundentes contra las Fuerzas de Seguridad del Estado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de noviembre de 1983