Gestiones de EE UU y la URSS para poner fin al combate entre los palestinos

EEUU y la URSS tratan de poner fin, con gestiones realizadas por separado, a los combates entre las diferentes fracciones de la OLP en Líbano. Con este objeto, Moscú mantiene intensos contactos con Siria, según manifestó ayer en Túnez el dirigente de la OLP Abu Mazen a la agencia nacional tunecina. Según esta fuente, un enviado especial soviético se ha entrevistado hace poco en Túnez con dirigentes de la OLP. El enviadoPe reiteró el apoyo de Moscú a la unidad de la OLP bajo la dirección de Yasir Arafat, y entregó un mensaje de la dirección soviética a los miembros de Al Fatah, fracción mayoritaria de la OLP.

En Moscú, una fuente palestina autorizada manifestó ayer a France Presse que la URSS sigue considerando a Arafat como el único jefe de la resistencia palestina. Esta fuente opinó que existe un cierto cambio, favorable a Arafat, de la posición soviética, pese a que la URSS no ha criticado explícitamente a los palestinos disidentes de la OLP. Según la posición soviética, tal como se desprende de la Prensa oficial, la resistencia palestina debe reservar sus fuerzas para la operación militar de gran envergadura que, según la agencia oficial Tass, preparan EE UU e Israel en Oriente Próximo.

Más información

Por su parte, EE UU pidió ayer a los países de Oriente Próximo que se esfuercen en frenar los "trágicos combates" de Trípoli. Un portavoz del Departamento de Estado condenó en Washington el "comportamiento radical y brutal de las facciones palestinas y de sus partisanos". Mientras tanto, los marines norteamericanos que se encuentran en Líbano abandonaron ayer una de sus posiciones, al este del aeropuerto internacional de Beirut, donde han sido reemplazados por el Ejército libanés, según informó un portavoz norteamericano, citado por France Presse. 30 barcos estadounidenses, incluidos tres portaviones, estarán este fin de semana en las cos,tas libanesas, en el mayor despliegue naval de EE UU desde la segunda guerra mundial. El Ejército israelí, por su parte, ha anunciado el inicio de un importante ejercicio de movilización de reservistas, el primero que se realiza desde hace cinco años. Israel no excluye un eventual conflicto con Siria, según declaró en Jerusalén el comandante en jefe de la región militar, del norte del país, el general Amir Drori.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción