El Gobierno vasco reclama el mando de las fuerzas de seguridad en Euskadi

El Gobierno vasco reclamó ayer, una hora después de conocerse el secuestro del industrial guipuzcoano José Cruz Larrañaga, que se le transfiera el marido efectivo de las fuerzas de seguridad del Estado en el País Vasco, para llevar a cabo una acción más eficaz en la lucha contra el terrorismo. El Gobierno que preside Carlos Garaikoetxea reiteró, a través de su portavoz, Pedro Etxenike, la necesidad de erradicar la violencia con medidas políticas y policiales, replicando así a la afirmación de Felipe González de que no cabían ya medidas políticas contra el terrorismo.En una conferencia de prensa celebrada en Vitoria, Pedro Etxenike formuló una propuesta política alternativa al paquete de medidas antiterroristas aprobado por el Gobierno, que se sintetiza en los siguientes aspectos: asunción por el Gobierno vasco del marido de las fuerzas de seguridad del Estado hasta que la policía autónoma alcance su pleno desarrollo estatutario y aceleración del proceso de crecimiento de la Ertzaina (policía vasca); negociación o renegociación, en su caso, de leyes básicas tales como las de Reforma Universitaria, Educación, Función Pública, Administración Local y Sanidad; inmediato relanzamiento del proceso de transferencias, y, finalmente, que el Gobierno central acepte las interpretaciones de desarrollo del Estatuto que proponga el Ejecutivo de Vitoria, sin necesidad de "imponer otras lecturas más restrictivas".

La propuesta del Gobierno vasco no obtuvo respuesta por parte del Gabinete de Felipe González. El máximo responsable de la oficina del portavoz del Gobierno declaró anoche que no tenía nada que decir sobre el particular, y el delegado del Gobierno en el País Vasco dijo que se pronunciaría en el momento oportuno.

En relación con la propuesta concreta de que el Gobierno vasco asumiera el mando de las fuerzas de seguridad, el portavoz del Ministerio del Interior afirmó que "la petición va formulada al Gobierno de la nación, que es quien, de acuerdo con el artículo 104 de la Constitución, tiene el mando de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado; por consiguiente, no corresponde a este ministerio pronunciarse".

A su llegada a Madrid, procedente de Viena, el presidente del Gobierno se limitó a afirmar que no cree que el secuestro del industrial Larrañaga fuera una respuesta de ETA a las medidas antiterroristas.

El comité ejecutivo de Euskadiko Ezkerra emitió un comunicado en el que calificaba de "realmente dificil" la situación que atraviesa el País Vasco y considera tan desacertadas las nuevas medidas antiterroristas que, en su opinión, van a hacer imposible la terminación de la violencia.

Página 14

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS