Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Sagunto tiene razón

Sagunto (Valencia).

Si usted me lo permite, quisiera, en unas pequeñas notas, contrihuir a aclarar algunos aspectos del amargo problema que altera a mi pueblo, Sagunto, que creo ha sido mal tratado por los medios de comunicación gubernamentales y sus portavoces.Así, la opinión pública debe entender que en Sagunto no se lucha por un puesto de trabajo, cualquier puesto de trabajo. Se lucha por la permanencia de la fábrica, que es su vida, y fundamentalmente porque se cree tener razón y nadie ha demostrado lo contrario.

Señor director, Sagunto tiene razón, porque si nos ceñimos a las aireadas pérdidas, hay que decir que todas las siderúrgicas las tienen, y no es precisamente Sagunto la que se lleva la triste palma.

Sagunto tiene razón, porque si es cierto que parte de sus antiguas instalaciones están en mal estado, ello es debido a la falta de inversiones en el momento adecuado, y no es ético que una injusticia se utilice como argumento en contra.

Sagunto tiene razón, porque con su situación estratégica envidiable y la facilidad de su expansión puede convertirse en la siderúrgica con mayor futuro de todo el Mediterráneo. Y es mentira que el mantenimiento, hoy, de la pequeña cabecera de Sagunto obligue al cierre de ninguna otra./

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de noviembre de 1983