Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Centro de Acogida a la Vida atiende desde septiembre a mujeres gestantes

Dar opción a la vida, dentro del más absoluto respeto a la decisión de la madre, es una de las finalidades del Centro de Acogida a la Vida, que funciona en Madrid desde hace dos meses, ha declarado a Efe Adolfo Meléndez, director del centro y autor del proyecto. Meléndez cree firmemente que no se debe abortar sin un conocimiento previo de la madre de lo que supone el aborto y de sus problemas y circunstancias, porque "el aborto no sólo no resuelve los problemas de la futura madre, sino que los aumenta".El Centro de Acogida a la Vida, empezó a funcionar el pasado mes de septiembre, pero la asociación que lo rige, inscrita en la organización Adevida, fue fundada en 1979. Los fines del centro, que no se declara confesional ni aconfesional, es la ayuda a la madre gestante y la difusión, información y formación sobre los métodos naturales de control de natalidad, con criterios objetivos sobre los procesos de la vida y todas las consecuencias morales, sociales, familiares y psicopatológicas que acarrea el aborto.

El centro, en su primer mes de apertura, solucionó el problema de ocho madres con embarazos no deseados, y atendió la petición de ayuda de 23 mujeres gestantes. El pasado mes de octubre, los casos se elevaron a 55 peticiones de ayuda y a la solución de 23 casos de madres que optaron por no abortar. El centro, que cuenta con diversos especialistas, dispone tan sólo para sus actividades de la ayuda de sus socios, que son en la actualidad 150.

Entre los objetivos que el Centro de Acogida a la Vida se propone alcanzar a corto plazo, declaró Meléndez, se encuentran la creación de centros de acogidas a la vida en otras ciudades españolas, residencias para madres y promoción de puntos de acogida para madres gestantes con problemas en el seno de sus familias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de noviembre de 1983